Aprendiendo los colores y mucho más con el pastel de colores.




En el post anterior os explique cómo aprendemos los colores secundarios en Montessori y os enseñe la caja de color que es el material que utilizamos para que el niño pueda empaparse de los todos secundarios.

Hoy os traigo un recurso comercial que compramos el año pasado para el cumple de È y que utilizamos muhcísimo, es este pastel de colores o "Super Sorting Pie".  A È le atrapó desde el primer día ya que es muy atractivo. Se trata de la simulación de una pastel debajo de cuya tapa que simula hojaldre trenzado tiene unas divisorias con diferentes miniaturas de frutas de colores.
Esta especialmente diseñado para trabajar la clasificación pero le podemos dar muchos usos adaptados al desarrollo evolutivo del pequeño.

Hoy os enseño todas las potencialidades de este juguete y cómo lo hemos utilizado nosotros.






Trae diferentes usos para esas divisorias para usar en la clasificación y permite clasificar tanto por color, por fruta como por número.

Asimismo cuenta con varias pinzas que favorecen que el niño pueda hacer trasvases trabajando la pinza digital.

Es un material muy manipulativo a través del cual el niño trabaja la coordinación óculo- manual, la discriminación del color, la discriminación de las formas, el lenguaje y finalmente en una etapa final y más compleja el conteo y la seriación.




Nosotros primeramente seleccionamos sólo unas pocas frutillas de cada color y sin el pastel propusimos a È que las pasase de la cesta común a unos recipientes individuales. En la primera etapa lo hacía a mano, más tarde con cuchara y finalmente con las pinzas. Como sabéis en Montessori las dificultades van de menos a más y vamos ofreciendo al niño materiales acordes con sus nuevas habilidades y destrezas.



Luego ella nos sorprendió realizando el mismo ejercicio buscando moldes de magdalena de los colores de las frutas.



Posteriormente añadimos más frutas y clasifico no sólo por colores, sino por formas de las frutas.

Ahora con casi tres años está realizando sus primeros conteos "tengo 3 plátanos una para tí, otro para mi hermano y otro para papá", por ejemplo.

También podéis crear tarjetas de seriación dibujando distintos patrones de frutas y que el niño vaya emparejando la tarjeta de series con las miniaturas de frutas.

Un uso adicional sería en el juego simbólico, È juega mucho a simular que tiene una fruteria y atiende a los clientes y nos prepara los pedidos con las frutas, y allí también usa el conteo. Cuando era más pequeña las utilizaba de manera simbólica a preparar pasteles en una cazuelita o en los moldes de magdalenas.



Puedes comprar este polifacético pastel pinchando pinchando en la siguiente fotografía.



La verdad es que cuando lo compramos no pensábamos que nuestra hija le sacaría tanto jugo, pero estamos muy satisfechos con este material que todo y no ser Montessori si que podemos utilizarlo en base a los principios de la pedagogía.




No olvidéis que si queréis empaparos de la esencia Montessori y de Disicplina daré mi último taller de este curso escolar el sábado que viene. Si os apetece venir escribidme a mamilatte@mamilatte.com



¿Qué os parece este pastel de frutas?
¿Lo conocíais? ¿Le dáis usos diferentes?





La caja mágica de la calma. Favoreciendo el autocontrol.




Hoy os traigo un recurso que usamos hace varios meses en casa y que siempre recomiendo a los alumnos de mis talleres de Disciplina Positiva. Se trata de la caja mágica de la calma de Hippy Kids Yoga.


Hace meses que os la quiero enseñar, pero entre el embarazo, el parto y el postparto vamos con la lengua fuera . El otro día en la clase de hipopresivos muchas mamás se interesaron ya que È había llevado las tarjetas de yoga para usarlas mientras yo hacía mis ejercicios y me dí cuenta que aún no la había publicado por aquí.

La caja mágica de la calma es una caja muy completa para favorecer en los niños y también en los adultos el poder de saber parar y encontrar nuestro centro de nuevo cuando nos sobreviene una explosión emocional mal canalizada.




Es un buen recurso para ayudar a los más pequeños a gestionar su torrente emocional y a modelar en ellos pausas positivas.

Muchas veces pequeños gestos de nuestros pequeños en los que están implicadas las emociones nos provocan a nosotros los adultos ponernos en alerta también emocional y también estallamos, justo en los momentos en los que ellos nos necesitan más calmados para calmarse, cosas que pasan cuando las generaciones de padres no hemos recibido una correcta educación emocional...y que son totalmente normales.

En esta caja váis a encontrar herramientas sensacionales para todos: grandes y pequeños. Nosotros desde que la pusimos en nuestro rincón de la calma no pensábamos las consecuencias tan positivas que nos iba a traer y estamos maravillados con ella, tanto que no dejamos de recomendarla.

Hippy Kids Yoga la podéis conseguir AQUÍ y como siempre detrás de cada una de as recomendaciones que os traigo hay unos profesionales y una familia hermosa cuida a la infancia y cuyo motor Delia ha diseñado todo el contenido con el máximo mimo. Además si estás en Madrid imparten clases de yoga, mindfullnes , aeroyoga y acroyoga para niños entre 4 y 12 años.

Nuestra pequeña È estos meses desde que nació su hermano nos ha enseñado de una manera más evidente que cuando siembras una educación respetuosa, ésta da sus frutos. Cuando nació su hermano las emociones propias de la infancia que ya están normalmente a flor de piel estaban más a flor de piel.
Ella ya había usado los amteriales antes, pero nos sorprendía cuando estaba enfadada o cansada y necesitaba brazos de mamá y se encontraba a su mamá dando el pecho, se iba allí a usar sus recursos. Una imagen insólita y una devolución constante a cada granito que ponemos cada día con los niños.

De gestión emocional, autocontrol y mucho más trabajaremos en este taller de Disciplina positiva que impartiré en Lleida, si te animas y quieres reservar tu plaza escríbeme a mamilatte@mamilatte.com



¿Qué contiene esta caja?

Un soplador: esté soplador de Goki es genial para practicar la respiración, controlarla con la finalidad de que la bolita de porexpan se mantenga en el aire. Una de las herramientas preferidas de È.


- Pelota antiestrés: está pelota achuchable permite liberar tensión cuando la fuerza se nos va hacia fuera. Apretarla y soltarla nos permite volver a la calma.
- Ranita para respirar:si ponemos la ranita en la barriga veremo como esta sube y baja al respirar.
- Varita de estrellas: cuando estamos tristes o nerviosos o muy alterados emocionalmente podemos mover la varita para simular nuestras sensaciones y observar concentradamente como esas estrellas bajan lentamente.
- Cartas de yoga: son unas tarjetas ilustradas con diferentes posturas de yoga, È es fan y se las sabe todas! Le encanta practicar posturas yoguis.


- Cuarderno de mindfullness: este cuaderno nos permite su uso tanto a niños como adultos para poder expresar emociones desde el presente, tanto en forma escrita como con pintura o collages.
- Mandalas para colorear: un hermoso librito para colorear con concentración cada rinconcito y permitirnos difrutar de nuestra calma interna.
- Comecoco yogui: el típico comecocos pero para jugar a elegir posturas de yoga.
- Rueda de las emociones: una rueda con flecha para poner nombre a nuestros sentimientos.


Podéis conseguir la caja mágica en la web de Hippy Kid Yoga o también pinchando en el siguiente enlace.







¿Qué os parece esta caja mágica?
¿Cómo lleváis el tema del autocontrol emocional?

Caja de color Montessori número 2. (Aprendiendo los colores secundarios)




En Montessori el niño hace una aprendizaje gradual de los más sencillo a lo más complejo y lleva a cabo ese aprendizaje a través de sus sentidos de forma manipulativa. Esta manera de acompañar al niño en sus conquistas también es así en el aprendizaje de los colores como ya os explique en el acercamiento a los colores primarios con la caja de color número 1.

Una vez el niño tiene muy integrados y trabajados los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul) se comienzan a trabajar los colores secundarios que nacen de mezclar los tres anteriores y en ese momento y observando los intereses del niño es cuando se le presenta la caja de color Montessori número dos.

Esta caja se encuentra enmarcada dentro de los materiales sensoriales, está fabricada en madera y es un material muy, muy bello en sí mismo. La nuestra es de la tienda online Montessori para todos.

Esta caja contiene 11 pares de tablillas de madera en cuyo centro aparece el color en cuestión:  rojo, azul, amarillo, naranja, verde, violeta, marrón, rosa, gris, blanco y negro.

Las tabillas tienen una pieza de madera a ambos lados para poder cogerlas por ahí y que el niño focalice la atención en el color, pudiendo maravillarse por cada uno de los colores y absorber todo el aprendizaje.

Una vez que se le ha sacado todo el jugo al material se pueden hacer variaciones y extensiones con otros materiales para fortificar el aprendizaje de los colores secundarios, próximamente os enseñaré más ideas DIY que hemos estado utilizando nosotros como complemento a esta caja.

Edad de presentación.

En Montessori no hay una edad cerrada para presentar un material, lo más adecuado es observar al niño y sus intereses.

Se suele trabajar hacia los 2,5-3 años del niño, pero la fase exploratoria en función del pequeño se podría comenzar antes.

En nuestro caso presentamos este material hacia los 22 meses de edad de mi hija È y con 35 meses aún lo utiliza, pero de una manera más refinada con toda la caja y con todos los nombres, como decíamos el aprendizaje va siendo muy gradual hasta conseguir la completa habilidad.

Presentación de la caja de color número dos.


A continuación os explico cómo utilizar este material a la manera Montessori.

Primera parte (emparejamiento).
Esta primera parte es exploratoria y permite al niño realizar tareas de discriminación de color, buscando las parejas.
En toda la secuencia se realizan movimientos lentos y con las pausas bien marcadas.
  1. Sobre una alfombra de color neutro se disponen todas las tablillas de color de manera desordenada a la derecha del tapete.
  2. Se coloca una tabilla en posición vertical en el margen superior izquierdo del tapete y se busca su pareja. Se van disponiendo todas hasta completar la caja.
  3. Al finalizar se vuelven a colocar de manera lenta todas las parejas dentro de la caja



Segunda parte (presentación en 3 tiempos).

Se escogen tres colores de la caja y se le presentan al niño unos al lado de otros (horizontalmente), ligeramente separados y se inicia lo que en Montessori llamamos lección en tres tiempos.
  1. Escucha el nombre. Este es el color “rojo”, este es el  color“verde”, este es el color “naranja”.
  2.  Reconocimiento. Pedimos al niño que nos señale, ¿cuál es el rojo?, cuál es el naranja?, ¿cuál es el verde?
  3. Produce el nombre. ¿qué color es este? El niño pronuncia el nombre de cada color, si se equivoca y dice que el naranja es el amarillo, por ejemplo, le enseñamos la tablilla amarilla y le decimos “este es el color amarillo”, y señalando la naranja le decimos “este es el color naranja”.

A veces la fase 3 se hace un día diferente que las dos primeras fases si observamos que el niño aún no está preparado para la producción verbal de los colores. O si se hace a la vez y vemos que no tiene la habilidad se puede volver a presentar, recordad que en Montessori no corregimos, podéis ver el porqué de las presentaciones Montessori y cómo se hacen las presentaciones Montessori en los dos artículos que os enlazo.


Una vez que el niño conoce bien los colores se realiza la misma lección con colores nuevos, y así hasta completar la caja y que el niño es capaz de reconocer el color y ponerle nombre por si mismo.
A partir de aquí, como os decía, se pueden usar otros materiales DIY para consolidar el aprendizaje. Pronto os los enseñaré.

Si no tenéis o no podéis adquirir la caja número 2, podéis hacer vuestra versión casera con parejas de cartulinas de colores o fieltros de colores preservando que todas las parejas sean del mismo tamaño. A nivel sensorial no es lo mismo que manipular las tablillas de madera, pero seguiremos trabajando sobre los mismos principios Montessori.

Nosotros en este caso probamos de hacerla casera y plastificarla pero los brillos confundían a nuestra hija en algunos colores como el negro, gris, lila y marrón así que al final decidimos comprar la de madera y os aseguro que es una pasada, no sé qué tienen los materiales sensoriales Montessori que su belleza atrapa hasta a los adultos. Totalmente recomendable si quieres invertir en educación Montessori.



Espero que os haya gustado el post y que os permita conocer esta preciosa caja y saber cómo utilizarla.

En breve volvemos con más ideas Montessori.

Recordad que están disponibles las plazas para mis talleres presenciales en Lleida y en León de Disciplina Positiva y Montessori y quedan muy poquitas plazas.




Puedes seguir nuestro día a día en la pedagogía Montessori en facebook e Instagram como @Mamilatte.

Si quieres ser el primero en recibir los artículos que publicamos y no perderte nada apuntate a nuestra newsletter.
¿Conocíais la caja de color número dos?

¿Qué os ha parecido la manera Montessori de introducir la teoría del color?

Talleres Mamilatte



Me estáis enviando muchísimo mails preguntando por los contenidos de los nuevos talleres  Mamilatte que se celebrarán en Lleida en Mayo y Junio, así que me he decido a publicar este post para aclararos toda la información.

El verano es una época buenísima para entrenar nuevas habilidades con nuestros niños, ya que el entorno es más relajado y una vez practicadas en este periodo las podréis extrapolar a todas las temporadas ya que estarán muy interiorizadas en vosotros y os permitirán una manera de educar más fluída.

Todos los talleres que realizaré están basados en los principios de la pedagogía Montessori y la Disciplina positiva que velan por el respeto al desarrollo natural del niño y un equilibrio entre la libertad y los límites para una crianza feliz.

A pesar de que todos los talleres están enfocados a poder aplicarse a la educación de los niños, son formaciones en la que se inicia un profundo trabajo personal como adultos que genera un cambio no sólo en cómo nos vamos a desenvolver con los niños, sino también en todas nuestras relaciones con las personas que nos rodean.

Todos los talleres son vivenciales, es decir, el participante a través de casos prácticos se lleva un buen número de experiencias para la reflexión y el aprendizaje, de manera que  puede poner en marcha los recursos necesarios para poder educar desde el respeto.

A continuación os detallo los contenidos concretos de los talleres:

  • Taller “educar en positivo”. Trabajaremos cómo equilibrar nuestro rol de padres/educadores entre la amabilidad y la firmeza con varios recursos para llevar a cabo en la práctica diaria.
  • Taller “Montessori en la crianza”. En este taller podremos conocer en profundidad la pedagogía Montessori para transladasr sus principios al acompañamiento que hacemos día a día de nuestro niños. Este taller es el pilar básico para poder después añadir otras piezas del puzzle.
  • Taller”Rabietas”. En esta sesión los participantes podrán trabajar a fondo la gestión de las emociones tanto las propias del adulto como las de los niños en todas sus franjas de edad para poder acompañar de manera adecuada hacia un óptimo desarrollo de los sentimientos.
  • Taller “Hermanos”. Abordaremos recursos para educar a más de un hijo, desde la llegada del mismo, veremos alternativas respetuosas a los celos, asícomo herramientas para poder actuar ante los conflictos que aparece entre hermanos o con otros niños.
  • Taller “Alimentación complementaria”. Podéis ver la explicación en el tráiler de mi curso online sobre este tema.
  • Taller “Ayúdame a dejar el pañal”. En esta sesión entraremos en profundidad en el proceso de control de esfínteres, veremos recursos prácticos para acompañar al pequeño en este camino así como qué comportamientos por parte del adulto facilitan la autonomía del niño involucrada en este proceso.



¿Te animas a participar en los talleres y poder poner en práctica todos los recursos este verano?
Si es así escríbeme a mamilatte@mamilatte.com