Hoy os traigo un libro muy especial que habla sobre la gestión emocional, uno de los temas que más me gusta tocar en mis talleres para padres y educadores de disciplina positiva.

De mayor quiero ser… feliz contiene seis cuentos cortos para potenciar la positividad y la autoestima de los niños. Su autora, Anna Morato, diseñó este libro para sus hijos y eso se nota por lo cercano que resulta.

El texto se caracteriza por tener frases muy fáciles de entender y que utilizan ejemplos cotidianos y metáforas muy ilustrativas para hacer comprender a los niños algo tan abstracto como son las emociones.

Dentro del libro vamos a encontrar 6 cuentos: uno dedicado a la comunicación positiva, otro a la autoestima, a la empatía, el agradecimiento, al sentimiento de capacidad y a la gestión de la frustración.

Antes de cada cuento encontramos un pequeño glosario dónde quedan resumidos los conceptos a transmitir en el cuento.

Cada emoción o competencia emocional está expuesta en textos cortos, con imágenes bastante realistas, ilustradas por Eva Rami, que permiten al niño que pueda seguir la historia por si sólo una vez se le ha contado.

Este libro promueve que a través de los cuentos los niños, desde bien pequeños, sean capaces de quererse a si mismos y a los demás como base para las relaciones sociales e interpersonales.

Los conceptos que hay detrás de cada una de estas historias son muy abstractos, aunque Anna Morato los presenta de una manera muy adsequible. No obstante, al valerse de metáforas y simbolismos, lo recomiendo a partir de 5 o 6 años de edad, ya que utiliza conceptos mágicos o situaciones imaginativas que en la pedagogía Montessori no se ofrecen hasta esta edad, ya que la mente infantil no está preparada para comprender algunos conceptos menos concretos como son las emociones.

Nosotros con mi hija de 3 años hemos trabajado el cuento sobre el sentimiento de capacidad y gestión de la frustración con unas pequeñas adaptaciones perosnales más acordes con Montessori y le han encantado.

Los cuentos son también bastante afines a la línea de la disciplina positiva, con algunos pequeños matices, pero la línea general va muy acorde en el sentido de empoderar a los niños y prepararlos para la vida.

Son cuentos dirigidos a los niños, pero una vez leídos y releídos también son cuentos para los adultos y que hablan sobre cosas que deberíamos tener muy presentes si queremos educar a la infancia. Me gusta especialmente el capítulo final dónde Anna se dirige a los adultos con algunos tips que son indispensables para poder educar en la gestión emocional y que son afines tanto a Montessori como a la Disciplina Positiva.

Considero que son de los mejores cuentos que he leído para explicar a los niños las emociones y darles recursos para actuar autónomamente.

Si queréis conseguir vuestro libro de cuentitos lo podéis hacer pinchando en la imagen

 

No olvides que puedes seguir nuestro taller online sobre cuentos y lectura con la pedagogía Montessori en el que encontraréis muchísimas pautas y explicaciones de cómo acercar a los niños a la lectura y conseguiréis un recopilatorio de libros recomendados por edades y temáticas.

Si te ha gustado el post no olvides suscribirte a la web en la barra inferior.

Ya sabes que puedes seguir nuestra andadura Montessori tanto en Instagram como Facebook como Mamilatte.

Y desde AQUÍ puedes acceder a mis TALLERES presenciales en Lleida y Online desde dónde estés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *