Hoy os voy a contar algo que para nuestra familia es básico en la crianza de nuestros hijos y en las relaciones con los niños. Un pequeño gesto que por sí sólo parece que no dice nada, pero creedme, lo dice todo, y cambia sustancialmente de manera en que se crea una conexión REAL con los niños. Para nosotros, es LA HERRAMIENTA por excelencia de la Disciplina Positiva.

El psicólogo Adler, padre de la Disciplina Positiva,  observó que la misión de todo ser humano es sentir que es tenido en cuenta, que pertenece a su comunidad y que contribuye en ella.

Así, es de vital importancia que en el seno de la familia y la escuela, en caso de los niños. Y en nuestra pareja, familia, trabajo, grupo de amigos, en caso de los adultos, tengamos relaciones con los demás que nos permitan desarrollar, en nosotros mismos y en los demás, el sentido de pertenencia.

Como ya os he ido contando en otros artículos y en mi canal de Youtube, la Disicplina Positiva está llena de herramientas, pero para nosotros esta que os traigo hoy es fundamental: la comunicación horizontal.

¿Qué quiere decir esto? ¿Cómo la puedes poner en práctica? Pues es tan sencillo, como agacharte a la altura de los niños, ponerte a su mismo nivel, mirarles a los ojos y hablar en tono suave dejando de lado el poder, desde una perspectiva de respeto mútuo.

Este sencillo gesto, nos puede resultar complicado al principio. Empieza por comprobar cuál es tu posición corporal y tu tono de voz durante el día, cuando te comunicas con el niño. Pero no te fijes sólo en aquellas situaciones divertidas, allí es fácil conectar, sino fíjate como estas también en aquellos momentos más chunguetes que te  suponen un reto en la educación los niños. ¿Cómo te posicionas en esos momentos? Analizarlo es fundamental si quieres conducirte a un cambio efectivo.

Como anécdota os contaré, que a veces a modo de chascarrillo mis amistades siempre dice, “no te veía, como siempre andas agachada o sentada por el suelo…”, y es que cuando te acostumbras a este tipo de comunicación, es para ti tan evidente relacionarte así con los niños y las personas que te sale natural. En mi postparto, tuve unos pocos puntos y durante unos días no pude agacharme a comunicarme con mi hija mayor y VAYA si se notaron los efectos de la comunicación horizontal, telita marinerita de la buena. Me costó muchísimo resolver situaciones cotidianas retadoras pero relativamente “fáciles”. Es probable que os parezca exagerado ¡¡¡pero no sabéis cuanto influye!!! Cuando puede agacharme de nuevo, ví la luz!!!

Varios estudios neurocientíficos ponen de manifiesto que cuando te pones a la altura de tu interlocutor y le miras a los ojos cambia la química cerebral y se activan las conexiones neuronales de la receptividad y la cooperación. Ahí queda eso!!! Se hace fácil lo difícil, se crea la magia en estado puro!!!

Con este tipo de comunicación se transmiten valores como  la empatía, la confianza, la calma y la seguridad. Y lo más importante es que CONECTAS con el otro en un solo click, sin carreteras secundarias.

La posición de poder llama a un estilo de comunicación punitivo, basado en el grito, los reproches y las amenazas y es un patrón que puede integrar el niño en sus relaciones con los demás y/o alterar su visión de sí mismo en el mundo, como alguien inferior.

En cambio un niño que es tratado así, se convierte en una persona respetuosa con lo demás y al mismo tiempo sabrá discriminar sus relaciones y reivindicar ser tratado con respeto. En definitiva se convertirá  en un comunicador eficaz, una adulto íntegro y con una buena salud social y psicológica.

Cuando adoptas este tipo de comunicación con todas las personas que te rodean, tu vida cambia positivamente, por eso nuestros talleres para padres y educadores son tan transformadores. Una frase típica que dicen los asistentes tras los talleres es “me ha cambiado la vida”. Pero curiosamente ese cambio lleva a la felicidad no sólo con sus niños, sino en todas las áreas de su vida, con sus padres, con sus suegros, con su jefe…

Los talleres son tan prácticos que el beneficio es enorme. Esta que te traigo hoy, es sólo una de las herramientas de DP, pero allí no os la cuento, sino que la experimentamos y la vivimos junto con muchísimas estrategias más. Por eso, si te animas a venir y verlo en vivo y en directo tienes AQUÍ la info del próximo taller presencial en Lleida, no te lo pienses mucho porque ya se está llenando. Recuerda que puedes venir sólo al primero y probar o si ya has asistido a talleres sueltos puedes venir a los que te falten, aunque los más enriquecedor es venir al ciclo completo.

Como conclusión, te invito a que pongas la comunicación horizontal en práctica tras leer este artículo.

En casa, práctica esta herramienta tantas veces como puedas con tus hijos y comprueba los efectos, son arrasadores.

Si estás en una escuela, comienza la mañana poniéndote cerca de la puerta para recibir a tus alumnos, agáchate y dales los buenos días por su nombre uno por uno según van entrando, mirándoles a los ojos con una sonrisa en la boca, verás como todo, todo cambia!!!

Y por qué no, ponla en práctica en todos tus entornos y disfruta lo que vas a experimentar a cambio.

¡¡¡Conecta, es el primer paso para todo lo demás!!!

Muchas gracias por leerme y hasta muy prontito!!!

 

Si te ha gustado el post no olvides suscribirte a la web en la barra inferior.

Ya sabes que puedes seguir nuestra andadura Montessori tanto en Instagram como Facebook como Mamilatte.

Y desde AQUÍ puedes acceder a mis TALLERES presenciales en Lleida y Online desde dónde estés.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *