Desde la pedagogía Montessori y la disciplina positiva pensamos que acompañar a los niños en la expresión emocional es muy importante para una inteligencia emocional sana.

Un recurso fantástico para que el niño identifique emociones propias y de otros es a través de las expresiones faciales.

Hace días que tenemos en casa este recurso para las emociones y lo estamos usando muchísimo. Se llama Emoying y es de la marca Wodibow y se trata de 10 medias caras imantadas que se pueden combinar entre ellas para formar una expresión de una emoción: contento, enfadado, sorprendido, triste…permiten formar 25 expresiones diferentes.

Estas piezas de madera, nosotros las estamos usando en la nevera y provechamos el inicio y el final del día para decir cómo nos sentimos. Se pueden colocar en cualquier superficie metálica a la altura del niño y este puede hacer sus combinaciones y ponerles nombre y luego podréis proponerle que cada miembro de la familia identifique la suya.

La madera con la que están fabricadas es madera de haya maciza y las expresiones están pintadas al agua con pintura ecológica.

Los Emoying miden 12cm de diámetro y 2cm de grosor y van genial para los más pequeños por su tamaño y por abarcar las emociones principales.

Wodibow también dispone una versión ampliada de loshttp://wodibow.com/emoying_es/ Emoying ya que contienen el doble de piezas por lo que abarcan muchas más expresiones faciales.

Otra opción son los Nanoemo también con 20 piezas que miden 6 cm de diámetro y 1cm de grosor.

Tanto los Emoying (piezas más grandes y emociones principales) como los Nanoemo (piezas pequeñas y más cantidad de emociones) vienen en unas cajas cilíndricas de madera que nos permiten llevárnoslas de vacaciones o a casa los amigos o familiares.

El verano es un momento estupendo para aprovechar con nuestros niños para practicar con las emociones y las expresiones faciales. Si vosotros queréis conseguir este práctico recurso emocional podéis conseguirlo con un 10% de descuento desde hoy y durante todo el mes de Julio de 2.017 Introduciendo el código al mamilatte_06_2017 realizar vuestra compra desde AQUÍ.

Desde bien pequeñitos desde que nacen, podemos acompañar ya en las emociones. No obstante, cuando el niño ya tiene lenguaje podemos usar adicionalmente otros recursos como este. Nosotros estamos utilizando recursos emocionales desde los 20 meses de edad de È, si nos seguís en Instagram o Facebook podréis ver algunos echando la vista atrás al verano pasado.

¿Os apetece que os muestre más recursos emocionales que utilizamos nosotros?

Los Emoying son geniales ¿no os parece?


Recuerda subscribirte a nuestra newsletter mediante la barra lateral para no perderte ninguno de los artículos. También nos puedes seguir en Facebook e Instagam como Mamilatte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *