Los adultos cuando sabemos que esperamos un bebé comenzamos un proceso de adaptación y asimilación importante, no deja de ser un gran cambio fisiológico para la mujer durante 9 meses y también en el núcleo familiar se producirán cambios importante, a nivel físico, psicológico, emocional y logístico, ahí es nada!!!
Por eso, si a los adultos no nos deja impasibles la llegada de un bebé, a un niño aún menos y debemos tener este aspecto muchísimo en cuento. Es por eso, que hoy quiero hablaros de la llegada de un hermano a la familia y cómo nosotros hemos acompañado a la pequeña È en este proceso.
Mi hija È tiene casi 3 años, tenía 2 y poco cuando supo que su hermano estaba en camino, para un niño pequeño es bastante complicado entender todo el proceso del embarazo, y de cómo de una barriga que no para de crecer durante meses y meses, después aparece en casa una persona que ocupará los brazos de papá y de mamá, y que utilizará mis cosas, no es nada, nada fácil para ellos.
Nosotros, teníamos muy claro que la queríamos involucrar en todos los cambios desde el principio, de una manera franca y natural, para que ella viviera el proceso de manera paulatina y así lo hicimos.
Partíamos de un momento en el que È ya tenia un lenguaje oral muy completo, con dos años y dos meses ella ya hacía frases bastante complejas y podíamos llevar con ella una conversación.
Ella estuvo presente desde el momento en que hicimos el test de embarazo en casa, y ha asistido a todas las visitas ginecológicas, esto le ha permitido ver el proceso de crecimiento del bebé a través de las ecografías. 
También la hemos involucrado en los cambios y novedades que aparecían en casa, desde inflar y hacer ejercicios con la pelota de ejercicios pélvicos, hasta en los preparativos del material: tender ropita, doblarla, preparar la canastilla, ir a comprar pañales y cremas de bebé… Todo ello desde el respeto mútuo, sin forzarla a hacer nada que en lo que ella no pidiera participar. No debemos olvidar que una persona que se convierte en hermano no debe asumir la responsabilidad de un padre, el no ha venido a educar ni criar a su hermano, sino que se encuentra en el mismo nivel de hijo que el pequeño o el resto de hermanos.
Los comentarios al hermano mayor dándole responsabilidades que no tocan es una tónica en nuestros últimos meses, todo el mundo se cree con libertad de opinar con verbalizaciones del tipo: “Ahora tendrás que cuidar mucho de tu hermanito”, “Ahora serás la mayor, así que te tienes que portar muy bien”, “Ahora tienes que ayudar mucho a mamá”. En casa, no somos nada partidarios de aceptar esos comentarios que lo único que hacen es perjudicar al niño, ya que le cargan con una excesiva responsabilidad y nerviosismo que no son de su incumbencia. No debemos olvidar que es un niño y ponernos en su piel. A nadie nos gustaría que nuestro rol cambiara porque viniera a casa alguien más o que como uno es el mayor y otro es el pequeño tengan diferencia de trato, esas diferencias aunque sólo sean verbales, lo único que están creando es competitividad y perjudicando en el presente y en el futuro a la relación fraternal y familiar.

Una de las primeras cosas que hicimos fue a partir de la semana 20 aproximadamente, sacar las fotos de su nacimiento y hacer un libro-foto-cuento sobre su propio nacimiento y su primer año de vida específico para que conociera lo que ella había vivido con nosotros de bebé y lo que iba a ver que iba a pasar en casa con la llegada del bebé.
A partir de fotos sueltas ella ya conoce la historia y trabaja mucho el lenguaje y la expresión oral ya que cada día ella elige unas cuantas fotos y elabora su propia historia.
El libro cuento lo tiene accesible en un su rincón de lectura y lo mira y lo lee en voz alta con asiduidad. De vez en cuando, nos explica como será cuando G esté en casa y como ella quiere colaborar, todo basado en lo que ella conoce sobre los cuidados y el afecto que recibió cuando ella llegó a casa.

Nos hicimos también con unas piezas de madera, para simbolizar la familia, y ella los manipula creando sus propias historias.

Hace tiempo en Tiger pusieron a la venta una reproducción 3D del útero materno en el embarazo, y lo tenemos en casa, así que también se lo explicamos para que pudiera entender qué pasaba en mi barriga, ella lo manipula y lo explica.

Cuando el embarazo ha estado más avanzado, hacia los 8 meses, hemos empezado con los preparativos, y hemos sacado el material que utilizará el bebé: mochilas de porteo, bañera, ropita…
Le hemos permitido colaborar con los preparativos a colocar cosas en los cajones, ayudar en su limpieza o realizar acciones relacionadas con los bebés con su muñeca, como bañar un bebé,  o lavar a mano y tender ropita través de esta actividad trabaja ejercicios de vida práctica Montessori de motricidad fina. 

Otro de los recursos que hemos utilizado mucho son los cuentos. Ya sabéis que somos fans de la lectura, así que no podíamos dejar pasar este momento con cuentos que hablasen de la llegada de un bebé. Miramos muchos, muchos y estos fueron los que más nos convencieron para poder contar la historia de una manera agradable y realista.

La mayoría de los cuentos que encontramos en el mercado cuentan la relación ante la llegada del hermano como algo negativo, dónde el mayor deba sufrir. Así que elegimos aquellos títulos que en vez de cargados hostilidad contasen el proceso de una manera lo más natural y amable posible.

Estos son nuestros preferidos (abajo os dejo los enlaces para su compra):

  • Nuestro bebé, este es sin duda nuestro preferido, es un cuento con etiquetas desplegables que explican desde el proceso del embarazo hasta el nacimiento del hermano y con ilustraciones realistas, muy divertido y muy respetuoso con el niño.

  • El millor aniversari de la meva vida (El mejor cumpleaños de mi vida), este cuento de momento sólo está en catalán, ojalá se animen a traducirlo, es de unas autors de Lleida y cuenta también de una manera muy dulce como transcurre el parto a través de la historia de un niño que vivencia el parto de su hermana en casa.
  • La mare i jo (Mamá y jo) de la colección de Minis que os hablé aquí, es un minicuento también precioso, dónde se remarca la relación madre-hijo y el vínculo existente desde que salio de la barriga hasta la actualidad, para que el niño se de cuenta que lo que va a vivenciar con su hermano es algo que para él ya está creado, y que es muy sólido y no va a cambiar. También esta disponible en castellano, lo podéis conseguir aquí.
  • Big sister now. Este cuento tiene unas ilustraciones muy bonitas y trata desde el emabarazo hasta la llegada del hermano y como gestionar algunas regresiones que puede sufrir el hermano mayor.
  • There’s going to be a baby (este cuento está en inglés lo compramos en Book Depository). Lo podéis conseguir AQUÍ Se trata de una historia muy entrañable, donde el protagonista va viviendo con us mamá secuencias de diferentes acciones mientras dura el emabarazo y acaba con el momento en el que el abuelo acompaña al niño a conocer a su hermanito.
  • Un bebé llega a casa, este cuento de la editorial pirámide se incluye dentro la colección de Psicocuentos “Mucho más que un cuento” y este concretamente trata sobre los celos. En este cuento también la niña protagonista vivencia todo el proceso desde el embarazo, pero luego aparecen en ella reacciones negativas ante el hermano y da propuestas de como afrontarlas.
  • El árbol de los bebés, de este libro os dejé una completa reseña AQUÍ, es un cuento ideal para poder explicarle a los más mayorcitos de 5-6 años de dónde vienen los bebés.
  • What’s inside your tummy, mummy, este cuento nos lo dejaron, está en inglés pero es muy visual para explicar cómo crece el bebé en cada mes de embarazo y viene con un desplegable a tamaño natural.
Otro recurso que se puede utilizar son los puzzles sobre embarazo, como este genial de Beleduc.
Paara los niños más mayores que ya saben leer se pueden utilizar tarjetas de lenguaje Montessori como estas.
Foto Vía
Cómo manejar la relación entre hermanos en un tema de los que más le inquieta a  los papás que recibo en las formaciones presenciales de disciplina positiva y uno de los temas más demandados en mi consulta y a través de correo electrónico. Debemos tener en cuenta que una relación de hermanos sana comienza ya desde el momento del embarazo, así que conviene no descuidarla.
Más adelante, si es de vuestro interés (dejadme en comentarios), os hablaré de más temas relacionados con los hermanos como: los celos, las rivalidades, o los conflicto entre ellos.
Son situaciones que mucho papás no quieren vivir, tienden a esconder o no reconocer. Pero os adelanto que todas ellas son reacciones adaptativas y normales en toda relación de hermanos, lo extraño es que no se den, lo mejor es aceptarlas y manejarlas con cariño.
Espero que os haya gustado y que os sirva el conjunto de recursos para la llegada del hermano.
Si os ha gustado el post no olvides compartirlo en tus redes sociales y dejar un comentario en esta entrada.
¿Conoces algún recurso más que a ti te haya funcionado?
Soy toda oídos

2 respuestas a “Recursos para la llegada de un hermano”

  • Muchas gracias por tu post. Me parece un tema muy interesante.
    Cuánta razón con lo que escribes acerca de los comentarios que se hacen en el entorno, acerca de las 'responsabilidades' que parece debe tener o tendrá el hermano mayor en el cuidado del pequeño…qué difícil trabajar este tema después en casa con lo habitual que resulta entre los adultos.
    Gracias de nuevo por tus aportaciones y suerte con la llegada del bebé
    Anna

  • Me ha gustado mucho pero tengo dudas de cómo hacerlo nosotros. Mi hijo tiene 23 meses y habla muy poco, empieza ahora a soltarse.él bebe llegara a finales de agosto. No se si su comprensión sobre él tema sera tan grande como él de E. Por tanto, qué pautas me recomiendas seguir? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *