Los que me seguís por redes sociales ya sabéis que hace unos pocos días tuve la gran oportunidad de ser pasar una tarde en el Bulli Foundation en compañia de Ferrán Adrià.
El motivo fue conocernos y hablarnos de los motivos que le llevaron a escribir el libro para familias “Te cuento en la cocina” de la editorial Grijalbo una joyita que debería estar en cualquier biblioteca familiar.
Allí pude empaparme del espíritu creativo de este gran cocinero, fueron unos minutos dónde fue imposible no darse cuenta de que es uno de los genios de este país. En sus conversaciones puedes ver instantáneamente como su mente va a tope de revoluciones y es de esas personas que tiene la capacidad maravillosa de relacionar todo con todo de un modo cósmico y digno de admirar. Para mi como amante de la educación, y de la gastronomía fue un auténtico placer poder disfrutar de una jornada que uniera mis dos pasiones con este monstruo de la gastronomía mundial.




Junto con otros compañeros pudimos ver todos los entresijos de lo que se cuece en el Bulli actual y lo que se prepara para el futuro.


Ferràn apuesta que para crear hay que comprender y nos mostró como el caos y el orden van de la mano para general ideas creativas.
También, pone sobre la mesa el papel de la cocina en la educación de los niños como una de las vías para generar aprendizajes, por eso ha escrito este libro para familias y niños.
Todos sabemos las grandes beneficios pedagógicos que tiene la cocina, por no mencionar que pasar momentos compartidos en ella para crear una elaboración apetitosa genera conexión padres-hijos.
Como defensora de Montessori y de la Disciplina positiva ya sabéis que en nuestra casa se cocina y mucho y a nuestra hija la implicamos siempre en estas tareas porque disfruta muchísimo con ellas como os expliqué en este post.

En el libro “Te cuento en la cocina” vais a encontrar un montón de recetas fáciles para cocinar en familia, cada una de ellas inspirada en un personaje Disney.
Las recetas de dividen en primeros, segundos y postres, también hay un apartado para desayunos y meriendas y otro de menús increíbles. 
Toda la publicación es muy Montessori friendly ya que cuenta (independientemente de la inspiración en la fantasía Disney está tan sólo es una excusa), todo el ejemplar cuenta con fotografías reales de los ingredientes y también de los materiales a emplear, así como de la secuencia paso a paso de las recetas. Así, el niño puede realizar prácticamente de manera autónoma la mayor parte de las recetas, ya que no necesita saber leer y escribir.
Además de las recetas una de las partes más valoradas del libro son las 100 primeras páginas que acercan a los niños a poder contextualizar la cocina y la gastronomía, desde el conocimiento de: la historia, los productos, las técnicas, las herramientas, las elaboraciones y la organización. Un imprescindible en toda biblioteca familiar amante del buen comer y de la gastronomía.
La edad para la que yo considero recomendado este libro es a partir de los 2,5-3 años de edad ya que es un momento en que el niño ya puede ejecutar la mayoría de movimientos motrices que se ponen en marcha en una elaboración culinaria. Pero considero que es un libro que si eres adulto también te encantará, sobre todo si quieres comer bien sin complicarte la vida.
La verdad es que si estáis pensando en un libro para estas Navidades para niños de 3 años a 99 años esté es una apuesta muy interesante.
Si queréis comprar este libro y no quedarte sin él para estas fiestas puedes pinchar en el siguiente enlace.

¿Qué te parecen los libros de cocina para la biblioteca familiar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *