– Díme mamá, ¿me querrás toda la vida? Pregunta Archibaldo antes de ir a dormir
– Uhm, vale, te voy a contar un secreto…Le responde la mamá
Así comienza “Mi amor”, una tierna historia entre un hijo y su madre, con una orientación muy Montessori.
Este cuento de la editorial Kókinos y escrito por Astrid Desbordes nos da la oportunidad de poner sobre la mesa situaciones de nuestra cotidianidad con nuestros hijos. En ella el mensaje de base a los largo de la obra es mostrar el amor incondicional a través de situaciones contrarias expuestas a doble página.
“Te quiero cuando haces los mismo que yo, y… cuando no haces lo mismo que yo.”
“Te quiero cuando lo consigues y… cuando casi lo consigues.”
Reconoces en tu vida momentos de preguntas existenciales: “me quiere? No me quiere?”
Y es que, todas las personas, y los niños sobre manera, somos seres sociales que necesitamos sentirnos respetados y amados y formar parte de nuestros grupos de referencia, en los cuales la familia tiene un papel fundamental.  El niño, a partir de 3 años comienza a desplegar poco a poco y de una manera muy primaria su parte más social con sus padres, y la va desarrollando hasta su edad adulta, pero será a partir de los 5-6 años dónde comienza a estar preparado para entender los sentimientos de otro, ya que en el periodo anterior debe enfocarse en conocerse a si mismo y lo hará a través de su relación con su entorno.
Así, un niño, en sus acciones cotidianas y con las reacciones de sus padres siempre navega entre la incertidumbre de si el amor de sus padres es ilimitado o no. Este libro ayuda al niño a entender que el amor maternal está libre de condiciones.
Al final de la historia  se encuentra el verdadero secreto que anunciaba la mamá en el inicio del diálogo.

Las ilustracions realizadas por Pauline Martin destacan por su realismo, detalles y colores lo que hace muy fácilmente que el niño se identifique con la trama pese a no saber leer.
Por todo ello, podemos decir que es un cuento que sigue a la perfección la pedagogía Montessori ya que le presenta al niño situaciones semejantes a la de su realidad y con una orientación a la paz y amor.
El libro requiere que el niño tenga algunas habilidades ya desarrolladas, como un cierto vocabulario, capacidad para comprender situaciones contrarias, y ligeras habilidades sociales para entender el mensaje de la historia. Es por ello que la edad recomendada para este cuento sería a partir de los 5 años de edad.

“Mi amor” es una historia preciosa que a un adulto también le puede abrir nuevos horizontes.

Podéis conseguirla en Kókinos o pinchando en el siguiente enlace.


¿Os animáis a poner un poco de “Mi amor” en vuestra vida y vuestras bibliotecas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *