Cómo hacer pasta de sal y beneficios.

9:45 Mami Latte 0 Comments





En la pedagogía Montessori uno de los objetivos más importantes en los 6 primeros años de vida del niño es el poder refinar los sentidos hasta límites insospechados, el poder vivirlos y sentirlos en toda su pura esencia: tacto, vista, gusto, oído y tacto.

La propia Maria Montessori menciona en sus obras como el  área sensorial representa el alma de esta filosofía y a través de la cual el niño forja sus aprendizajes, primero de una manera inconsciente en los 3 primeros años y más tarde de una manera consciente.

A día de hoy, la neurociencia nos está dando importantes informaciones sobre el cerebro y sobre el cerebro del niño, conclusiones que van totalmente ligadas a esta observación que la Dra. Montessori ya pronunció en su día y que apuntan a que el trabajo sensorial genera mayores y más efectivas conexiones de nuestras neuronas y por lo tanto, se produce mayor aprendizaje.

Así, todas las actividades sensoriales van a proporcionar a los niños numerosos beneficios y la actividad y material que os traigo hoy es una de ellas: la pasta de sal.

Hace varios meses que en casa Èlia trabaja con la pasta de sal, con una textura similar a la plastilina.

Nosotros decidimos hacer nosotros mismos nuestra pasta de modelar, ya que pensamos que era interesante poder involucrar a la pequeña en el proceso de elaboración de la misma, ya que en sí, su elaboración puede tenerse en cuenta como una actividad Montessori de vida práctica.


La actividad contiene unos pocos elementos en los que hay que ejecutar una secuencia ordenada de acciones empleando las manos y elementos culinarios similares a la elaboración de cualquier masa.
Al elaborarla el niño puede poner en marcha su capacidad de realizar trasvases coordinando su ojo y su mano y al mismo tiempo está familiarizándose con ingredientes en diferentes estados (sólidos de diferentes texturas y liquídos) y, al mismo tiempo, puede observar la transformación de los ingredientes en una masa mediante el amasado y las sensaciones que le provocan en su piel.


Además una ventaja de realizar pasta de sal en vez de comprar pastas de modelar (plastilina comercial o similares) es que los ingredientes son totalmente naturales y comestibles, así con son aptos hasta para los más pequeñitos.

Y también resulta muy económica y se conserva bastante bien.

Una vez elaborada la pasta de sal beneficios de su uso se amplían y evolucionan con el niño y su desarrollo, como numerare a continuación irán de su uso más puramente sensorial en los más pequeñitos de 15-18 meses hasta tener funciones más complejas en niños de hasta 5-6 años.

OBJETIVOS Y BENEFICIOS DE LA PASTA DE SAL O PASTAS DE MODELAR
. Experimentación sensorial, el poder tocar y manipular la pasta le permite al niño despertar y refinar el sentido del tacto, y la vista. Y también el olfato.
. Trabajo de la motricidad fina, poder desarrollar completamente la destreza de las manos y los dedos al trabajarla, tanto de manera directa como a través de herramientas de modelado (paletinas, cuchillos, troqueladoras, moldes-cortadores, rodillos…)
. Ayuda a elaborar su autoconceto, ya que el trabajo de la pasta de sal le permite observar que sus acciones (bolear, cortar, aplastar) provocan una reacción en su entorno.
.Fomenta la creatividad, ya que al ser un material no estructurado el niño puede crear a su antojo aquello que desee.
. Favorece la atención y la concentración en la tarea de la manipulación.
. Ayuda a la discriminación visual y que pueda discernir piezas iguales o diferentes.
. Permite trabajar el razonamiento matemático y el espacial de manera manipulativa: como el concepto de grande-pequeño, pesado-ligero, trimensionalidad, formas y geometrías, seriación y numeración.
.Refuerza el lenguaje gracias al el hecho de nombrar las figuras que elabora.
. Incide en su sentido del orden, tanto en su uso como en su conservación.



RECETA PARA ELABORAR PASTA DE SAL
A continuación os explico la receta que nosotros hemos utilizado para hacer pasta de sal y que es muy, muy sencilla.
INGREDIENTES:
-          Una taza de sal
-          Una taza de agua
-          Dos tazas de harina de trigo
*No importa el tamaño de la taza lo importante son las proporciones.



ELABORACIÓN
  1. Preparar los ingredientes y cantidades.
  2. Coger un bol mediano y una cuchara de madera.
  3. Colocar un mantel de color neutro sobre la mesa de trabajo y disponer todos los ingredientes de izquierda a derecha en orden de uso y el bol dónde se elabora en el medio.
  4. Verter la harina, el agua y la sal en este orden y remover.
  5. Una vez que la masa este ligeramente integrada la volcamos sobre la mesa de trabajo y amasamos con las manos.
  6. En el último punto incorporamos una cucharadita de aceite de romero y amasamos.
  7. Si la masa se pega mucho a las manos agregamos una cucharada más de harina.

Opcional:
-Nosotros añadimos unas gotas de aceite de romero casera (aceite con una rama de romero dentro), para darle olor y sedosidad a la masa y estimular también el olfato.
- También podéis añadir colorantes alimentarios y darle color, nosotros de momento estamos trabajando con ella sin colores para que sea una actividad menos estructurada y permita mantener en mayor grado la concentración.

CONSERVACIÓN: envolver en papel de film tras su uso y guardarla en un contenedor hermético en un lugar fresco y seco, alejado de la luz directa.
Al nuevo uso si observamos exceso de humedad podemos añadir una cucharadita de harina y amasar.
Se conserva en perfecto estado un par de meses por el poder conservador de la sal.

EDAD RECOMENDADA: de los 15 meses a los 6 años.



Recordaros mi próximo tallerMontessori para familias en Lleida, y ya estamos a tope con la programación 2.016-2.017, así que, si eres una familia interesada o bien un centro educativo no dudes en contactarme. Atentos a todas las sorpresas que se avecinan en los talleresMamilatte.





¿Te animas a preparar esta actividad para que tu hijo la lleve a cabo?

No te pierdas el espectáculo de observar cómo trabajan sus manos con la pasta de sal.

0 comentarios: