¿Cómo elegir los zapatos de los más pequeños?

20:20 Mami Latte 2 Comments




Desde que han comenzado las buenas temperaturas, llevo un par de meses recibiendo un montón de consultas vuestras para que os ayude a elegir zapatos para los niños que comienzan a caminar o que ya son caminadores (desde que caminen hasta los 3 años de edad).

Así pues, ante la dificultad de responder una por una a vuestras consultas voy a dedicar el artículo de hoy con las recomendaciones que para mí son básicas a la hora de valorar si un zapato es apto o no para los pies de nuestros pequeños.

Es muy importante que leáis el artículo que escribí el año pasado sobre la importancia de los pies descalzos y en este otro sobre todo lo que quisiste saber sobre pies y calzado con nuestra experta Berta.

A partir de aquí las características más importantes que debéis valorar con el zapato de vuestro interés, una vez lo tengáis en vuestra manos son:

- Flexibilidad. Tal como os expliqué en este artículo, un pie para estar sano debería de poder disfrutar del efecto similar al de caminar descalzo, por lo que la flexibilidad que nos aporte un zapato es crucial. Para comprobarla deberás doblar el zapato contra el suelo o una superficie plana. Si el zapato es flexible se doblará sin ejercer demasiada resistencia.
Puede encontrarte con suelas más estrechas pero de calidad y alguna suela un poquito más ancha, si son suelas algo anchas, como en las deportivas, comprueba al girarlas que están estriadas, esto facilita que sean flexibles.
- Suela segura, la suela debe ser flexible pero al mismo tiempo garantizar la protección del pie ante las inclemencias del tiempo y/o las irregularidades del terreno, piedras, o agua y es importante que tengan efecto antideslizante. Tiene que se flexible pero al mismo tiempo duradera. 
Generalmente esta característica nos la aportan suelas de materiales plásticos como la goma.
Es de preferencia suelas que tenga un poquito más elevado o engrosado el talón que la punta, y que no sena excesivamente planas ya que ayuda a una buena postura de las extremidades inferiores respeto a la columna.
- Ergonomía global. El zapato debe mimetizarse con todo el pie, no sólo en la puntera. Así, es importante que no de lugar a que al caminar el niño tenga que arrastrar con la parte delantera del pie el resto del zapato. Para comprobar esto, debes mirar que el pie va bien sujeto por la estructura del zapato y que lleva una buena sujeción para que parte trasera y delantera del pie se queden bien ancladas a todo el pie.
- Libertad del talón. Hay personas que confunden que el pie vaya bien sujeto o que haya un buen mimetismo zapato-pie con que el talón esté sujeto o abnegado. Para que el pie tenga un buen movimiento al caminar debemos pensar siempre en cuando caminamos descalzos, dicho esto, la articulación del talón debe quedar libre de movimiento y no bloqueada. Fijaros en que el zapato no deje el talón sin movimiento, esto puede suceder con las botas que en general no son recomendables para estos pies pequeñitos si abniegan el juego del talón. Pero, también podría suceder en zapatos bajos que tengan la zona del talón elevada y que obliguen a caminar con efecto raquetas de nieve.
- Comodidad. Debemos asegurar también que el zapato no va a provocar rozaduras, incluso si se calza sin calcetín como sucede en los meses de verano. Fíjate bien en los acabados, no sólo en los exteriores, sino también en el interior, pasar con la yema de tus dedos por todas las costuras y remates así como por la zona de la plantilla y comprueba que en este sentido van a ser cómodos. A poder ser fíjate si el zapato hace la forma del talón con una pequeña bajada para dejarlo libre cómo en los Garvalín que os enseñé aquí, esto es lo ideal, aunque si no tiene esa inclinación de talón fijate en que al menos cumpla el punto anterior.

- Materiales. Elije siempre a ser posible materiales naturales y transpirables como la piel o la tela (preferente de algodón o lino).
- Autonomía. Sobre todo a partir de aproximadamente los 18 meses un niño comienza a tener interés en descalzarse y luego calzarse sólo. Así que siguiendo los principios Montessori en línea con todo el contenido de mi blog es de preferencia que antes de los 2,5 años los zapatos que sean fáciles de poner por el niño. Es decir, zapatos que no sean demasiado cerrados para que se los coloque fácilmente encajando pie- hueco del zapato y que pueda abrir o cerrar por si mísmo, por lo que la opción velcro sería de preferencia a los corchetes, hebillas o lazadas en este orden de dificultad en relación al desarrollo de la motricidad fina.
- Seguridad. No debemos olvidarnos que un niño menor de 3 años tiene una gran de necesidad motora y de descubrimiento del entorno a través de su cuerpo. Así, que si queremos garantizar un juego libre y un movimiento libre, es recomendable que elijamos zapatos o sandalias donde los dedos y las uñas de los pies queden protegidos para evitar entallones, golpes con la naturaleza, el mobiliario u otros objetos.
- Prueba y observa. Esta es la última característica y la que cierra el círculo. Prueba los zapatos en los pies de tu hijo y permítele que camine con ellos por la tienda. Observa como interactúa tu hijo con el zapato calzado y si visualizas que existe libertad en el pie

A continuación  mis marcas preferidas que cumplen siempre todas estas características.

Por una parte la marca Biomecanics de Garvalín, de producción 100% española, y sobre la que podéis consultar AQUÍ todas sus características. Nos encanta tener tan excelente producto español.


Mi otra marca de cabecera para los pies de los más pequeños es Bobux, esta marca viene de Nueva Zelanda pero tanto la ergonomía como el diseño son impecables. Nosotros a veces las hemos comprado online y también en zapaterías de nuestra ciudad.







Ambas marcas no necesitan comprobación por vuestra parte porque son 100% ergonómicas y seguras para el pie del niño.

Es verdad que estas dos marcas no son económicas,  van desde los 35 a 60 euros, pero nosotros preferimos invertir en calidad y no en cantidad de pares de zapatos.

Mucha gente que me conoce siempre se quejan un poco de que estas marcas necesitan apostar por unos diseños algo más modernetes, nosotros en el caso de Bobux pensamos que une muy bien ergonomía y molonismo a partes iguales. Si que en Biomecanics la mayoría de los modelos son muy clasicotes pero la marca esta trabajando muy duro en esto y váis a encontrar modelos exquisitos. No obstante, yo prefiero perder en diseño y ganar en garantía de calidad para el pie y no sólo en los niños, de un tiempo a esta parte también cuido muchísimo mis pies y escojo calzado de calidad.

Es cierto que en Zara tienen unas sandalias muy, muy remolonas, pero muy a mi pesar no pasaron mi control de calidad, lo siento Amancio, pero tienes que cuidar más la flexibilidad y el mimetismo pie-zapato.

A continuación os muestro otras opciones que yo he testeado, pero, no olvidéis que siempre sea cual sea el zapato que tengas delante pása tu control de calidad con todos o la mayoría puntos que te he sugerido.

Perdonad que se vean usadas, pero no me gusta hablar de nada sin haberlo antes probado.

Aquí te enseño unas zapatillas de loneta Victoria que son bastante flexibles y de calidad. 




Hace unos meses hicimos nuestra primera compra a la tienda Okaaspain y también quedamos muy contentos con la flexibilidad de estas merceditas, además son de lino así que son muy fresquitas para verano y traen velcro, a mi hija le encanta ponerlas y quitarlas ella sóla.
Añadir también que el servicio de Okaaspain es hiperefectivo, son rápidos, eficaces y eficientes. Hicimos un cambio de talla (sin costes) y estamos muy muy satisfechos con el servicio de venta y postventa, absolutamente genial!!!
Nos gustan mucho estas merceditas, aunque si le tuvieramos que poner un pero, echamos un poco en falta un poco más de elevación en el talón para evitar que sean tan planitas.





En cuanto a sandalias para la playa, nos encantan estás cangrejeras de calidad y superflexibles de la marca Igor y que además llevan velcro.
Fichadísimas para la temporada piscina y playa!




Los zuecos de silicona como estos de Pucca Kids para las tareas de jardineria y terraza. 



En lona  nos han gustado mucho las Rodia de esta web de Menudos Zapatos, aunque son un poco planitas.



Otra marca más económica que Garvalín y Bobux para los pies pequeños y que goza de bastante buena aceptación es Pablosky pero pese a que la marca pone mucha voluntad los acabados no son tan perfectos ( ya en las fotos se aprecia), pero de hay que sea algo más económica para el bolsillo.



A veces en la marca Conguitos también he testeado algun modelo que cumplía las características.


El otro día dándome una vuelta por Merkal puede testear estas opciones de la marca Pat et Ripaton  y también me encajaron con la mayoría de las características que os comentaba.



Siempre, siempre, sea cómo sea no te dejes llevar por las apariencias y somete al zapato a tu control de calidad, eso funciona seguro.

Los zapatos no se pueden testear sólo por la imagen, necesitan verse en vivo y en directo o guiarse por tu conocimiento anterior de la marca.

¿Os ha gustado el post?
¿Echáis en falta alguna característica que se me haya pasado por alto?
¿Alguna otra recomendación?


2 comentarios:

  1. genial clara!!! un gran article!

    ResponderEliminar
  2. Buenasnoches!!
    Súper interesante y realmente hemos seguido buena parte de estos consejos y nos están funcionando a la p refección!! Podrías recomendar algún modelo siguiendo estas características sobre botas de agua?

    ResponderEliminar