Rosas estampadas (Manualidades)

9:36 Mami Latte 0 Comments



Hola famílias, por aquí llevamos uns dias de nubadito total y Èlia esta en un periódo extremadamente sensible a los colores. Su principal interés es agrupar cosas de colores y nombrar colores, uno de sus preferidos es el rojo.

También, adora las flores, como ya habréis visto por facebook e Instagram, le encanta hacer miniarreglos florales, está muy susceptible a la primavera y a los campos de flores y le encanta también dibujar sus garabatos y decir que: "es una flor".

Ya sabéis que en Montessori observar el interés del niño es uno de los principales pilares de la pedagogía.

Por otro lado, la belleza es también una pieza clave, así que el que el niño aprecie las cosas bonitas y también que pueda implicarse vivencialmente en actividades artísticas es muy Montessori.

Además ,contextualizar los momentos ayuda al niño a situarse en su entorno.

Por todo esto, aprovechando estos días de lluvia y una idea que vi hace tiempo en  las imágenes del google, monté la siguiente actividad que os traigo hoy al blog.

Es una actividad de arte para niños pequeños, considero que la podrían ejecutar desde los 12-15 meses hasta los niños de 3-4 años, en función del niño y siempre basándonos en esa observación que os estaba comentando.

Puesto que se acerca el día de San Jordi aquí en Cataluña, para trabajar esa cultura en la que lo tradicional es regalar libros y flores, realizamos una manualidad de pintar rosas con una alcachofa y pintura de dedos o tempera, que estoy segura que os va a encantar y querréis ponerla en práctica de inmediato.

Lo primero que vamos a necesitar será crear un ambiente preparado: una mesa y silla a su altura o el suelo, un hule para evitar manchas en el mobiliario y un delantal de pintar. Y por supuesto que el niño esté receptivo a esa actividad!!!!



Aquí, podéis ver los materiales: una alcachofa pequeña con rabito, un platito con un poco de pintura y una cartulina. 
Observad como todos los elementos están situados de izquierda a derecha siguiendo el orden de como la mano va a proceder a los pasos de la actividad. Este orden es muy importante en Montessori para ayudar al niño a procesar la ejecución de las tareas y perfeccionarlas, al mismo tiempo que le proporciona orden mental.

La cartulina que elegí era una cartulina grande que corte alargada en sentido transversal, para que fuera bastante alargada y dar rienda suelta a toda la creatividad interior. Nos gusta trabajar con papel ilimitado para no coartar tanto los límites en la parte creativa. Normalmente para sus actividades artísticas con cera está utilizando el rollo de papel de Ikea. Pero para esta actividad lo hicimos en cartulina gris porque al final veréis que hicimos un producto final.

Antes de dar paso a Èlia  para ejecutar la actividad por si misma, corté la punta de la alcachofa un poquito con un cuchillo, y me situé a su derecha de mi hija en la mesa dónde los materiales estaban preparados, cogí la otra mitad de cartulina y le hice una presentación (sin mensaje verbal, cogí la alcachofa la remoje en la tempera y fui estampando varias "rosas" de izquierda a derecha) para que viera el objetivo de la actividad (estampar flores-rosas con una alcachofa y su color preferido). 
Una vez acabada la presentación retiré mi cartulina, le coloqué una nueva y le pregunté si lo quería hacer ella, la respuesta fuer coger corriendo la alcachofa y ponerse manos a la obra.



Fue sensacional verla disfrutar, tan concentrada estampando rosas por doquier como si no hubiera un mañana. Cuando finalizó lo miró con gran satisfacción. Y es que cosas como están son de los mejores regalos que nos hace Montessori a las familias que desarrollamos la pedagogía en nuestros hogares.

Desde hace varios días, cuando observa la lámina que está colgada en su pared de belleza (de la que ya os hablé) junto con imágenes de rosas y libros, nos explica con su discurso como las pintó.



Al acabar la actividad le volví a mostrar a mi hija mi cartulina y le expliqué que yo le iba a poner tallo a mis rosas porque quería regalar a unas personas unos puntos de libro. Le dejé a ella una pintura verde y le pregunté si también lo quería hacer, gestualmente y verbalmente me dijo que para ella ya estaban bien así. Y es que como mamá Montessori respetamos la libertad del niño a la hora de decidir y así se quedaron.

Aquí podéis ver como quedaron mis puntos de libro basados en la actividad con mi hija. Espero que os guste y que si la ponéis en práctica me mandéis alguna foto vía facebook o Instagram.

En la pestaña superioren la sección de libros, tenéis varias alternativas para Sant Jordi que seguro que triunfarán.




Os recuerdo también que este Domingo en Lleida imparto un taller de cuentos Montessori dirigido a padres con niños en edades entre 0 a 6 años, un buen regalo de San Jordi que perdurará varios años.



También en el mes de mayo daremos el pistoletazo de salida a todos los talleres Montessori para padres y educadores, en Lleida capital,dónde abordaremos propuestas de juego de los cero a los 3 años de edad. A continuación podéis consultar las fechas y grupos por si deseáis reservar alguno.

Recordad que encontraréis toda la información de mis talleres en la pestaña superior "TALLERES".



Si sois maestros o educadores infantiles de Lleida o alrededores, estad muy atentos al blog y pasaros mi dirección entre vuestros compañeros, en breve llegará una sorpresita para vosotros.

Y si sois papás y mamás y tenéis más curiosidad por Montessori os espero con los brazos abiertos en mis talleres presenciales de Lleida.

Y me despido con este ramito de rosas virtuales para vosotros!!!!




0 comentarios: