Las presentaciones en Montessori

13:36 Mami Latte 12 Comments


En la pedagogía Montessori cada vez que se le muestra al niño un material o una propuesta de actividad por primera vez, el adulto de referencia se lo presenta.
Muchas personas acusan a está pedagogía de cierta rigidez y en muchas ocasiones las presentaciones Montessori son el motivo por el que, para las personas que la desconocen las bases de la filosofía, puede parecerles ligeramente encorchetada.
Hoy voy a explicar en profundidad los motivos por los cuáles se realizan estas presentaciones y todo lo referente a las mismas.

Abre tu mente, descubrirás muchas de las claves de nuestros aprendizajes.




¿Qué es una presentación Montessori?

Es un pequeño ritual dónde el adulto le muestra al niño por primera vez un material o propuesta.
Se realiza con una secuencia de pasos gestuales muy marcados y lentos de manera que el niño pueda observar cómo se ejecutan los movimientos de las manos y su interacción con el material.
Durante la presentación el adulto no habla, simplemente muestra al niño el proceso mediante gestos.

¿Cuál es el sentido de una presentación?

Conexión manos- cerebro
En la obra de María Montessori deja constancia de toda su investigación, y se da cuenta de la gran conexión que hay entre nuestra mente y nuestro cuerpo. Observa muchísimos niños y comprueba que el cerebro y las manos están totalmente unidos.
Por lo tanto, cuanto más trabajen las manos más desarrollado estará nuestro cerebro y así nuestras conexiones neuronales serán más fuertes y nuestros aprendizajes y nuestra manera de afrontar diferentes situaciones o problemas serán más rica, flexible y efectiva.

Imitación y neuronas espejo
Por otra parte si te paras unos minutos a observar a un niño menor de 3 años, verás cómo observa constantemente todo lo que haces, por el fenómeno imitativo que se produce de manera potente hacia los 18 meses de edad. Pero el hecho no queda sólo ahí, sino que la neurociencia ha descubierto que cuándo observamos a otros hacer una actividad, seamos niños o no, se ponen en marcha nuestras “neuronas espejo” y activan las mismas partes del cerebro que si fuéramos nosotros mismos los que estamos realizando esa actividad.

La importancia del orden
María Montessori también descubrió la importancia del orden para el aprendizaje y la existencia de unos periodos dónde los seres humanos somos más sensibles al él y por lo tanto lo podemos aprovechar para nutrir más nuestro cerebro.

La observación secuenciada como base para aprender
Y de otra parte, debemos pensar que nosotros hemos aprendido a hacer muchísimas cosas que requieren una enseñanza previa y que no se aprenden por arte de magia. Pensemos por ejemplo en la primera vez que te enfrentaste a atar un cordón de un zapato o a esa primera vez en la que aprendiste ese hobby como tejer, hacer ganchillo o montar un mueble…

Esta observación guiada se está fomentando al mismo tiempo la concentración del niño que se fija en único estímulo: las manos con el material. Esta observación favorece también el autocontrol, ya que están tan atentos y concentrados y aprenden a esperar a que acabe la presentación para ponerse en acción, entran en un estado de tan plena concentración que para ellos no supone un esfuerzo esa espera.

Piensa también en esa tarea nueva a la que te enfrentaste en el trabajo dónde tenías que usar mente y manos y cómo necesitaste de un compañero o jefe que te la mostraran por primera vez para luego hacerla tú.

Todo lo que hacemos con nuestras manos está lleno de secuencias y gestos, que lejos de parecer azarosos, tienen un gran componente lógicos, en los se ponen en marcha nuestro cerebro y motricidad. A los adultos nos pueden parecer de lo más obvios, porque ya tenemos cierta práctica y nuestro cerebro ya tiene una red bastante conectada. Pero, os animo a reflexionar en ello y a analizamos con el detalle que se producen.

Bastan unos minutos en algo que realices con tus manos para darte cuenta, mírate, observa y admira en tus gestos lo prodigioso de la especie humana: la inteligencia.

Plasticidad cerebral
Sabemos también que los niños en sus 6 primeros años de vida, pero sobre todo en los 3 primeros tienen una gran flexibilidad cerebral por lo que están constantemente almacenando información de su entorno en su disco duro (cerebro). La mente absorbente de la que habla Montessori.

Neurociencia y Montessori

Hoy en día los últimos estudios neurocientíficos corroboran todas y cada una las investigaciones de María Montessori en estos aspectos comentados.


CONCLUSIÓN

Con todo esto: la plasticidad cerebral, la capacidad imitativa, el orden, las neuronas espejo y la conexión mente-manos, por qué no ofrecer a nuestros niños las actividades de una manera pausada, tranquila y adaptada para que puedan fijarse en nuestras manos y en una secuencia ordenada y organizada para favorecer sus aprendizajes.

Piénsalo, si yo te enseño a hacer los gestos de la aguja de ganchillo muy rápido te costará muchísimo más comenzar a tejer que si me pongo a tu lado y con mimo, detalle, ganas e interés te lo enseño. Es muy probable que lo aprendas mucho antes y te animes a ponerlo en práctica.

Para quién no conozca todo esto que hay detrás, una presentación Montessori le puede parecer bien absurda y por eso no comprenda  lo que hacemos las familias que aplicamos Montessori en el hogar o lo que se hace en las escuelas.

Si sabemos todas estas cosas, nuestra visión cambia y se a eso añadimos que el proceso se hace de una manera muy natural y los niños desde pequeñitos entran enseguida en esta dinámica, entraremos en una nueva dimensión a la hora de educar a nuestros hijos.

Estos son motivos  por el cuáles en la pedagogía Montessori damos tanta importancia a las presentaciones.

Espero que mi explicación os sirva para entender estos pequeños rituales os ayude a tener una mirada más abierta hacia la pedagogía Montessori.

Este post te ayudará a entender mejor algunos de los nuevos contenidos que veréis en el blog.

Todo esto y mucho más lo podréis ver en mis talleres presenciales Montessori para familias, aquí tenéis las fechas:


Si os interesa el tema, prepararé una nuevo post para entrar con más profundidad en las presentaciones Montessori. Dejadme en comentarios si estáis interesados en saber más.

¡¡¡¡Feliz semana y muuucho Montessori!!!!






12 comentarios:

  1. Por lo que veo en las imágenes, haces el gesto con las manos o los dedos, pero no asiendo el propio objeto, no?

    ResponderEliminar
  2. Si, ad otro post explicando ejemplos porfavor, empezando con el metodo montessori con mi bebe de 6 meses para acostumbrarnos los 3 a hacerlo siempre asi.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesada en este método. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado! Queremos más posts! Gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante el post!!!. Gracias. Tengo una duda, en bebés de menos de 15 meses, cómo se logra hacer una presentación correcta, al menos a mí me resulta muy difícil. Intento que mi hija tenga sus juguetes siempre en el mismo orden, y también hacer la presentación de actividad, pero a ella parece interesarle más desordenar todo. Dudas de madre primeriza....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvana, es normal lo que comentas, hasta los tres años las presentaciones Montessori son muy flexibles puesto que los niños aún no tienen el sistema cerebral madurativo necesario para tener el autocontrol necesario para ellas.

      Eliminar
  6. Gracias por compartir esta información con nosotros, agradecería que pudieras explicar cómo proceder de 0:00 a 6:00 meses, aprovecho para preguntarte si únicamente impartes talleres en Lleida, aguardo tus comentarios. Gracias y saludos, gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, actualmente imparto talleres en Lleida y Cataluña. Tenéis algún artículo en la web sobre el enfoque de juego en los más pequeños, lo encontrarás en la sección Montessori.

      Eliminar
  7. Cada vez que leo tus artículos, me convenzo que es el camino en el que mis niños (alumnos) brillarán .Muchas gracias por compartir tus conocimientos! Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un regalo que la Dra Montessori nos dejó.

      Eliminar