En el post de hoy os presento los discos interconectados, se trata de un material recomendado para bebés en línea con los principios Montessori.
A partir de aproximadamente los 6 meses de edad, los bebés consiguen una mayor definición en los movimientos de manos y dedos. Estos de mueven de una manera cada vez más precisa, asentando las bases e inicios de su motricidad fina, o lo que es lo mismo la capacidad de manipular objetos pequeños.
El bebé en esta etapa realiza un agarre intencional de los objetos, pero también le empieza a interesar observar las las reacciones que provocan sus acciones, de manera que es frecuente observar como coge y suelta los objetos y presta atención al sonido, o movimiento que provocan. 
Al mismo tiempo su sentido de la vista está mucho más desarrollado, de modo que consigue un enfoque de los objetos con mayor definición.
También comienza a descubrir su cuerpo y descubre que tiene dos manos y las empieza a coordinar entre ellas.
Por todo ello, se propicia una etapa en la que el bebé va a poner en marcha su mecanismo de coordinación psicomotora y en la interacción con los objetos de su entorno va a conseguir momentos de concentración plena y satisfacción con el simple gesto de pasarse un objeto de una mano a otra. 
Este ejercicio, además de influir en su motricidad fina en manos y dedos, va a potenciar el trabajo de la lateralidad cerebral, ya que el bebé va a ejercitar tanto el brazo, mano y dedos de la parte derecha de su cuerpo como la izquierda.
Cuanto hablamos de lateralidad en psicología nos referimos a la conexión que hay entre los dos hemisferios cerebrales y la coordinación motora de cada parte de nuestro cuerpo. Ambos, cerebro- sistema motor están totalmente conectados y Maria Montessori basa su filosofía en este hecho.
Por este motivo, para que todo nuestro cerebro se convierta en una red fuerte y bien conectada es necesario que nuestras neuronas tengan unos buenos anclajes entre ellas y funcionen como una red única que permita conectar los dos hemisferios. Por eso es muy importante que la parte derecha y la izquierda de nuestro cuerpo trabajen por igual, para garantizar un esquema cerebral estable, cosa que revertirá en unas condiciones más propicias para llevar a cabo los aprendizajes.
Teniendo en cuenta todo esto, en torno a los 6 meses es un buen momento para que el bebé pueda realizar este ejercicio y los discos interconectados son un material ideal para este fin.
Se trata de unos discos de madera conectados perpendicularmente. 
El material a parte de ser precioso visualmente, tiene un tacto muy agradable al ser de madera, por lo que estamos trabajando no sólo a nivel motor, sino también a nivel sensorial.
El objetivo de los discos es:
– Favorecer la motricidad de manos y dedos.
– Fomentar la lateralidad, al pasar de una mano a la otra.
– Contribuir a la atención y la concentración del bebé.
– Ayudar al descubrir de los sentidos (tacto, vista, oído, gusto (oralidad- descubrimiento a través de su boca), olfato)
En el momento en el que el bebé está trabajando con los discos es muy importante no interrumpirle y centrarse en admirar la imagen de mindfullness (plena atención)  que os va a regalar, a los padres, con el simple pero grandioso hecho de observar sin intervenir. 
Y es que seguir la pedagogía Montessori en el hogar no sólo es usar una serie de materiales, sino que se trata de una filosofía de vida en si misma, que se basa en unos principios muy profundos que Maria Montessori recoge en su obra.
Ofrecer a tu bebé la posibilidad de realizar este tipo ejercicios con esta mirada respetuosa y completa, convierte estos momentos en un espectáculo visual que pone ante nosotros el milagro de la vida y la capacidad de desarrollo de la especie humana.

Nuestros discos son de la tienda online Alupé, que cuenta con un montón de material interesante, en el que sus fundadoras, dos mamás bilbaínas emprendedoras ponen todo su empeño y corazón en su proyecto de juguetes creativos y ecológicos y que además hacen economía solidaria. En Alupé encontraréis muchas cositas Montessori o inspiración Montessoriana dirigida a los bebés pequeñitos además de muchas cosas más para otras etapas. Si vivís en Bilbo tenéis la opción de recogida en su almacén.
Os anuncio también que ya están las fechas de los talleres Montessori para familias que imparto en Lleida y que cómo novedad para Sant Jordi y la feria del libro incluiré un taller sobre cuentos. Así que si os animáis, escribidme para reservar vuestra plaza.
¿Conocíais este material y su importancia en el desarrollo de los más chiquitines?
¿Qué os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *