Hoy os traigo un nuevo post de la sección juego. Esta vez con un DIY muy fácil y que les va a encantar a los pequeñines de la casa.
Se tratan de unos paneles de color basados en la pedagogía Reggio Emilia de la que próximamente os hablaré. Nos decidimos hacerlos nosotros mismo ya que son muy sencillos de realizar y nos encanta involucrarnos en el acabado final del material de juego.
Utilizamos madera en su elaboración, pero si no tenéis suficiente herramienta para los cortes podéis hacerlos en cartón fuerte sin mayor problema.
En nuestro caso ofrecimos a Èlia estos paneles a los 12 meses como aproximación a los colores primarios (rojo, amarillo y azul).
Consisten en 3 paneles de madera con unas ventanitas redondas en el medio, cada una de una color, a través de las cuales mirar a través y ver el mundo de colores.

Además se pueden colocar unos encima de otros y observar las mezclar de colores complementarios, es muy divertido.
El primer día le presentamos el material a nuestra hija en una cesta y con movimientos suaves le enseñamos como los utilizábamos nosotros. Posteriormente los devolvimos a la cestita y fue ella quien inicio el juego.
Actualmente la cestita con paneles reposa, de manera rotacional, en nuestra estantería Montessori dónde ella puede cogerlos en cualquier momento que desea utilizarlos.
Permiten también juegos de luz, pronto os mostraremos cómo.

Ahora os vamos a explicar cómo hacer vuestro propios paneles DIY.
Material necesario

  • Madera de balsa o cartón fuerte
  • Hojas de transparencia (roja, azul y amarilla)
  • Cola de carpintero
  • Pincel
  • Cutter
  • Opcionalmente corona para taladrar madera (nosotros usamos una de 80 mm)
Realización

  1. En primer lugar, cortamos seis cuadrados de unos 14×14 cm con el cutter (la madera de balsa es muy blanda y se puede cortar con el cutter).
  2. A continuación recortamos los cuadros interiores (dejando un margen de unos 2,5 cm), o bien hacemos un agujero redondo con el taladro y la corona.
  3. Recortamos las hojas de transparencia un centímetro más pequeñas que los recuadros de madera o cartón.
  4. Con un pincel, pintamos de cola blanca una de las caras de cada uno de los recuadros de madera, y montamos los paneles poniendo entre las capas de madera encolada latransparencia.
  5. Prensamos durante unas horas poniéndoles encima pesos (nosotros utilizamos unos cuantos libros). 
Espero que os hayan gustado nuestros paneles de color DIY y que os animéis a hacerlos, si es así nos haría mucha ilusión que nos los enviarais por facebook.

Recordad que el día 1 de octubre comenzamos con nuestro taller online de alimentación complementaria, se aceptarán inscripciones hasta el día 30, quedan muy poquitas plazas, así que animaos. Lo podéis adquirir en www.mamilatteshop.com o pinchando en la foto.


¿Qué os parecen los paneles de colores?
¿Os vais a animar con ellos?

3 respuestas a “Paneles de color DIY: jugar creando”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *