En el post de hoy os hablo sobre
otro sistema de porteo, la bandolera.
La bandolera es una
forma muy fácil y cómoda de portear y que puede abarcar desde el nacimiento hasta el final
del porteo, hacia los 2 o 2,5 años del niño.
Consiste en una tela unida
mediante unas anillas de seguridad que son resistentes al peso.
Es un mecanismo
muy fácil de colocar y que permite un ajuste a distintas morfologías y
estaturas de porteadores diferentes. Así, es ideal si vais a portear papá y
mamá, y tenéis estaturas diferentes, como es nuestro caso. El sistema de
anillas permite con un ligero movimiento en distintos puntos del tejido un muy buen ajuste.

Ya sabéis que en casa somos
porteadores desde el minuto cero y hemos pasado por diferentes tipos de porteo
según nuestras necesidades: foulard elástico, mochila ergonómica y ahora la
bandolera y algún otro que pronto os mostraremos.
La bandolera cumple los
requisitos sobre porteo seguro y además nos sigue aportando los mismos
beneficios que cualquier otro tipo de sistema ergonómico. En mi sección crianza encontraréis un subapartado dedicado al Porteo con más informaciones.
La ventaja de la bandolera frente
a otros métodos es que es más compacta,
por lo que se recoge y se guarda más fácilmente, y también es más ligera. Además, dependiendo del material con que esté elaborada resulta más
fresquita y transpirable.

La diferencia con otros tipos de
porteo es que el peso en vez de repartirse entre hombros y cadera, éste bascula
en diagonal y se reparte entre el hombro sobre el que reposa la anilla y la
cadera.
La cadera del bebé respeta la posición ranita, haciendo una bolsa con ayuda de la tela de la bandolera.

Hace un par de meses, con la
llegada de las altas temperaturas y con la aproximación de mi hija a sus
primeros pasos buscaba un método fresco, fácil de poner, que fuese ajustable
independientemente del porteador y que me sirviese de apoyo para el momento “sube
y baja” cuando los niños se cansan de caminar o se cansan de ir en el
cochecito.



Para los niños más pequeñitos, incluso recién nacidos se puede colocar el bebé en posición horizontal muy fácilmente. En todos los casos permite una gran comodidad a la hora de amantar.
Es un método de porteo que está
pensado para trayectos no muy largos, también depende de lo tonificada que
tengáis la espalda, si ya sois porteadores habituales podéis portear más o
menos rato.  Como os he comentado, es un
excelente sistema de apoyo a otros métodos de porteo o para los momentos mencionados.

Gracias a un taller de porteo con
la estupenda y recomendadable asesora Roser Pont Instint de Mare, pude probar
diferentes métodos que respondían a estas necesidades y llegué a la conclusión
que la bandolera era la opción que más se ajustaba a lo que deseaba.
No obstante, necesitaba un tejido
de calidad que ofreciera resistencia y a la vez frescura,
de ahí nació la
necesidad de crear nuestra propia bandolera Mamilatte que hemos confeccionado
con mucho mimo con tejido de lino y algodón de alta resistencia y de primera
calidad, sin tintes ni tóxicos.

Llevamos dos meses intensivos de
pruebas, testando todos los detalles y hemos decidido ponerla a la venta para
otras mamás o familias que como yo tengan las mismas necesidades y el mercado
no les dé respuesta.
Ofrecemos la posibilidad de
personalización tanto en el color de las anillas como en la decoración.
Si nos
seguís por Facebook o Instagram @mamilatte habréis podido ver algunos detalles
decorados.

Todas nuestras bandoleras
incluyen una hoja de instrucciones explicativa sobre su uso y una práctica
bolsa de transporte.
Nuestra bandolera es muy fresca y
estamos muy contentos con ella, además admite tres posiciones: delante, a
cadera (de lado) y a la espalda.
En la actualidad nos sentimos más
cómodos porteando a cadera para esos momentos puntuales o delante cuando
realizamos trayectos más largos.
Este post nos hace especial
ilusión para presentaros este producto confeccionado con tanto cariño, con el
objetivo de que pese a las altas temperaturas sigáis invirtiendo en esos
momentos de contacto con vuestros pequeños
y disfrutando de todos los
beneficios del porteo con vuestras manos libres.
Si estáis interesados en una de
nuestras bandoleras Mamilatte escríbenos a hola.mamilatte@gmail.com, ya que
hasta el 1 de Julio incluido tenemos una oferta especial en preventa para que
todas las personas interesadas os podáis beneficiar.

Y es que, igual que las bicicletas, las bandoleras también son para el verano.

¿Conocíais este método de porteo?
¿Qué os parecen nuestras bandoleras?

Una idea en “Las bandoleras sí son para el verano.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *