Desde que os empecé a hablar de Montessori habéis sido muchas madres, (padres también os podéis hacer notar!!!), las que me habéis escrito mails o dejado mensaje en facebook de que explicase por favor el tema del juguetes para los bebés de esta franja de edad. He tardado un poquito, porque todo el tema de la fotografía no es tarea fácil, pero por fin aquí está el tan esperado post. Espero que os guste y os sirva y l@s que tenéis bebés o peques de otras edades, tranquil@s que en breve lo publicaré, pero tened paciencia.

Como ya hablamos en el post sobre pedagogía Montessori y el post de la panera o cesta de los tesoros, la idea principal de esta pedagogía es proponer juegos y materiales  adaptados al nivel de desarrollo del niño.

Montessori se basa en el uso de materiales nobles, no intrusivos ni peligrosos que aporten al bebé autonomía y capacidad de reflexión.
Hoy nos centraremos en el juego en la franja de edad 6 a 12 meses que es en la que nos encontramos con mi hija. No olvidemos que a pesar de esta autonomía que prodiga la pedagogía Montessori el momento del juego con el bebé se fomenta el vínculo y la relación afectiva con nuestro hijo.
En estas edades, la evolución del bebé es rápida y pasa de una posición horizontal a vertical de manera progresiva, colocándose al final del periodo en bipedestación (de pie). Su capacidad de agarre con sus dedos se va perfeccionando y adquiriendo un gran coordinación ojo-mano-boca que culmina con una gran precisión en el desarrollo del agarre o psicomotricidad fina con la pinza digital, pudiendo coger los objetos con gran destreza entre el índice y el pulgar.
La edad entre 6-12 meses es un periodo sensible a la psicomotricidad, al orden y a la adquisición del lenguaje, por lo que el juego debe ir en esa dirección, al mismo tiempo que continuamos ayudandole a estimular y despertar todos sus sentidos como explicamos en el juego de la panera de los tesoros.
¿Cómo preparamos el ambiente de juego para un bebé entre 6-12 meses?



 

Dado su rápido desarrollo motor, el bebé aprenderá a moverse, arrastrarse, desplazarse, gatear, trepar y conseguir poco a poco una ligera autonomía (pronto profundizaré más
detalladamente de la parte psicomotora en bebés).
Adelantándome a este tema, es necesario dotal al bebé de esta edad de libertad de movimientos, por ello es necesario:
  • Preparar un ambiente seguro en casa evitando objetos peligrosos: cables, cantos afilados, material de limpieza tóxicos… Como padres es necesario que una vez
    controlado que el espacio tenga seguridad, nos relajarnos y permitamos al bebé explorar a sus anchas (es difícil al principio ya que queremos estar en todo, pero creedme esa “libertad controlada” es muy necesaria para su desarrollo).
  • Una manta de actividades para delimitar el espacio de actividad y que el bebé tome conciencia de la relación entre ese espacio y el juego y la creatividad.
  • Dejar cada cosa en su sitio, estamos en un periodo sensible al orden, por ello es importante dejar siempre los juguetes u objetos cada día en el mismo lugar, esto le va a dar a nuestro bebé seguridad y además desarrollará su visión de permanencia de los objetos, algo de lo que también quiero hablaros con más detalle.
  • Dejar los juguetes accesibles al bebé, y colocarlos siempre en un cierto orden, tal y como vimos aquí.
En el periodo de 6-12 meses se pueden realizar diferentes juegos con distintas clases de material: con objetos del día a día o con material específico.
JUEGO CON OBJETOS COTIDIANOS
Viva la economía en el juego, para jugar no necesitamos grandes inversiones ni compras, a continuación, os propongo varios juegos que ya tenéis disponibles en casa sin gastaros un céntimo, y veréis como triunfan.
Las paneras de los tesoros: un juego con una enorme riqueza  sensorial para despertar todos los sentidos, y ayudar en la coordinación ojo-mano-boca y favorecer la psicomotricidad, podéis consultar el post en el que os hablé de ello. Como ya sabéis, nosotros intentamos no abusar del plástico y utilizamos objetos de madera, tela, o metal, como esta anilla de nuestra tienda.

El escondite: jugar a tapar un objeto con un pañuelo y decir por ejemplo ”dónde está la jirafa” o “¿dónde está mamá?'”, luego destaparlo y mostrárselo, poco a poco será el niño el que se anticipe. Este juego ayuda al desarrollo del lenguaje, a fomentar la curiosidad, la concentración y la capacidad de permanencia de los objetos.

 

Las partes del cuerpo: jugar a acariciar o pellizcar las partes del cuerpo al mismo tiempo que se le dicen, esto va ayudar mucho a la adquisición del lenguaje y a la conciencia sobre su propio cuerpo.

Los sonidos de los animales: jugar a nombrar o señalar fotografías de animales reales (mejor que dibujos) y reproducir sus sonidos, este juego también favorece la adquisición del lenguaje y la concentración en la tarea.
Podéis imprimir o recortar fotos de animales, nosotros tenemos este cuento que está muy bien para este menester.
 
Los títeres o marionetas : utilizar las manos para cantar o contar historias al bebé, aquí está permitido teatralizar, enfatizando los tonos de voz y las muecas, esto va ayudar tanto al desarrollo del lenguaje verbal como no verbal (gestos, tono). Podéis elaborarlos en DIY con un guante viejo, nosotros tenemos estas opciones, la primera es del Imaginarium y la segunda nos la regalaron.

 

Las canciones populares: ayudan a la musicalidad y trabajan transversalmente los temas mencionados en torno al lenguaje.
JUEGOS CON MATERIAL
Aunque a continuación os enumero varios materiales de compra para esta franja de edad, todos ellos pueden utilizarse más adelante, aumentando el nivel de dificultad en el juego. Picando sobre las imágenes accederéis a los lugares de venta de los juguetes.
Torres de encaje: el bebé puede jugar a encajar las piezas dentro del tubo central, le ayuda a reconocer la horizontalidad y a desarrollar más precisión en sus manos, psicomotricidad fina.
Nosotros tenemos una blandita y esta otra del Ikea.
Cubos de construcción blanditos: le permiten colocar piezas encima de otras, agruparlas, ordenarlas y desordenarlas… A nosotros nos gustan mucho estos que además están hechos con materiales libre de falatos y que más adelante le permitirán jugar a relacionar, colores, animales y números. Aunque estos blanditos de apilar de Clemmy también son una buena opción o estos de Djeco que nos tienen enamorados.

 

 

Puzzles de formas: primero es preferible que sólo tengan una forma o pocas, esto le permite tener conciencia de la permanencia de los objetos y favorece la concentración, y poco a poco ir ofreciéndole puzzles conformas diferentes y ser capaz de encajarlas en el espacio. Nosotros os recomendamos este deNathan.
Cajas de formas: son cajas de madera con huecos para insertar piezas de determinadas formas geométricas, e igual que en el juego anterior se puede ir aumentando la dificultad en la tarea. Nosotros ya le hemos echado el ojo a esta para más adelante, aunque esta segunda de Ikea no es mala opción.
Se pueden utilizar cajas de permanencia de forma única, que progresivamente servirán para trabajar el concepto de permanencia de los objetos.

 

Pulseras y anillas de madera: facilitan el agarre y la sensibilidad táctil al tocar la madera y el algodón, al mismo tiempo alivian las molestias de la dentición, os recomendamos ambas opciones de nuestra tienda. Se pueden utilizar por separado o incluídas dentro de paneras de los tesoros.

Música: además de ponerle música como esta que os recomendamos aquí de Dámaris Gelabert o de melodías y registros variados es aconsejable que en este tramo de edad les ofrezcamos algún instrumento como un xilófono, unas maracas, una pandereta o tamborcillo. La música favorece el desarrollo integral del pequeño, le permite desarrollar la capacidad rítmica, fomenta la adquisición del lenguaje, la atención y la capacidad de aprendizaje además de tener efector emocionales y cognitivos. Nuestros instrumentos los compramos en una promo especial del Lidl.

Libros: Los libros a esta edad fomentan la atención, la concentración y estimulan la curiosidad. Además los libros de tela o cartón duro ayudan a su motricidad fina, cogiendo mayor destreza a la hora de pasar las páginas. Tenéis estos de Kalandraca o este que está genial del “toca toca” donde cada ilustración tiene una textura.

 

 

Juguete de rodar o arrastrar: los rodaris, o juguetes de arrastre como coches o juguetes con ruedecitas favorecen el desplazamiento del bebé y lo animan a explorar a nivel motor y a iniciar el gateo.

Espero que os sirva para aplicar con vuestros bebés y os de ideas para compartir con ellos el momento del juego.No os olvidéis de mientras tanto transmitirles todo vuestro amor, mirarles a los ojos, hablarles y achucharlos mogollón.

Y hasta aquí el post de hoy, en el siguiente más y mejor, atentos a sus pantallas!!!!

Cualquier duda, consulta o aportación la podéis dejar aquí abajo, en facebook o por mail en hola.mamilatte@gmail.com

 

¿Qué os ha parecido el post?
¿Qué es lo que más os ha llamado la atención?

Una idea en “El juego de los 6 a 12 meses: pedagogía Montessori”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *