A la hora de elegir un portabebés,
es decir, un medio para transportar a tu bebé colgado de tu cuerpo, debemos
tener una serie de consideraciones para velar tanto por la seguridad del bebé
como por la de la persona que va a portear.
En qué debemos fijarnos a la hora
de decidirnos sobre un portabebés para que este sea seguro:
POSICIÓN ERGONÓMICA PARA EL BEBÉ Y PARA EL PORTEADOR



La posición del bebé dentro del portabebés debe respetar la posición
natural de su cuerpo, con la espalda ligeramente en forma de C
, por lo que
el peso del bebé dentro del portabebé se repartirá entre su culete y por debajo
en la zona alta de las piernas hasta las rodillas.


Visualmente el bebé al ir dentro debe tener las piernas en forma de “M”
o también llamada“posición de ranita”
, así, el bebé tendrá las piernas
abiertas y dobladas y sus rodillas estarán ligeramente más elevadas que el
culete.

Esta posición en los primeros meses  de vida es la que nos garantiza que su cadera
no irá forzada, respetando su posición natural.

Este quizás, es el punto más
importante a la hora de elegir un porteo seguro. Hay que fijarse muy bien en esto, ya que existen en el mercado algunas
mochilas no ergonómicas, también conocidas como colgonas
. En ellas, el peso
del bebé reposa solamente sobre sus genitales y le obliga a estar en posición
erguida, postura para la cual aún no está preparado hasta que no comience a
caminar. Incluso caminando, nosotros no llevamos la columna completamente recta
sino respetando sus curvaturas.
Un portabebés ergonómico reparte el peso en el portador entre su
espalda, hombros y cadera, por lo que tienen un ajuste a cadera y otro entre
los tirantes a
diferencia de las colgonas que carecen de ellos y reparten
el peso sólo sobre los hombros del porteador en los tirantes. Un buen
portabebés, contrariamente a lo que pueda parecer a priori no carga la espalda ya que el peso esta totalmente repartido y ayuda a mantener una posición saludable.

AJUSTE
El porteador y el bebé deben ir pegados cuerpo con cuerpo, de manera
que el bebé no se mueva demasiado al caminar
y evitando que haya
movimientos bruscos en los momentos de inclinación del porteador. Un buen portabebé lleva mecanismos de ajuste para
adaptarlo a las ropas del bebé y al crecimiento.
El cuerpo y desarrollo psicomotriz del bebé cambian con su crecimiento,
por lo que hay que adaptar el portabebé al pequeño en función de la etapa,
o elegir aquel que tenga características evolutivas.

RESPIRACIÓN LIBRE
Hay que mantener siempre despejadas las vías respiratorias del bebé, por
ello el bebé deberá tener la cabecita girada hacia un lado sobre nuestro pecho,
vigilaremos que su barbilla no esté doblada hacia abajo, o que el portabebés
tape por completo su cabeza bloqueando la entrada y la salida de aire. El bebé debe situarse a una altura en
la que inclinando ligeramente nuestra cabeza podamos besar su coronilla para
garantizar una correcta respiración.
El bebé no debe ir nunca mirando hacia el exterior bajo ningún concepto,
ya que al mirar hacia afuera la columna ira pegada a nosotros y en ese caso no
mantendría la curvatura natural en forma de C y adoptaría una postura rígida. A
la hora de comprar un portabebé hay que mirar si ese portabebé se puede llevar
sólo hacia delante, o hacia delante y a la espalda. No obstante, en cualquier
caso nunca colocaremos al bebé mirando hacia afuera.


TEJIDOS
Elegir portabebés homologados elaboradas con tejidos resistentes al
peso y cuyos soportes no sean rígidos ni incómodos.
Es recomendable elegir
materiales naturales algodón, cáñamo, sarga cruzada de algodón…

Pronto os hablaré de tipos de portabebés y de las características de los que yo utilizo para que los conozcáis más a fondo.
¿Conocías estas pautas para portear de manera segura?
Si tienes dudas sobre como utilizar tu portabebés o sobre el portabebés a elegir no dudes en comentarme en hola.mamilatte@gmail.com

Una idea en “¿Cómo portear de manera segura?: En que fijarse a la hora de comprar un portabebé.”

  • ¿Y para portear en invierno? Eso era algo que me preocupaba bastante, porque a mi hijo no le gusta demasiado ir en el cochecito y pasamos mucho tiempo con la manduca, por eso quería explicaros mi experiencia, y es que nosotros hemos comprado el abrigo MOMAWO (www.momawo.com) que nos permite ir muy calentitos, tanto la mamá como el bebé van perfectos. Podéis mirar los diferentes colores en su página web, creo que ha sido una muy buena inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *