Tras 4 meses de lactancia materna hoy os vengo a hablar sobre los sujetadores y discos, mi experiencia, de cómo elegirlos, de las opciones y de lo que a mi me ha ido bien.
Cuando me quedaban tres semanas para salir de cuentas me dirigía una cadena de ropa para comprar mi primer sujetador de lactancia y tal y como me habían aconsejado me compré una talla mayor a la que yo solía usar, entre varios modelos que tenían, elegí uno de algodón 100%, sin aros y con copa suave por un precio de 39,99 euros. Estaba contenta porque ya estaba preparada para la lactancia.
Cuatro semanas después dí a luz, y cuando me lo puse en el hospital me oprimía por todas partes, la subida de la leche hizo que mi pecho se hinchará y la hipersensibilidad del pezón de los primeros días también me hacía sentir muchísima incomodidad con aquel sujetador tan apretado, mec, mec…me había equivocado.
Os aconsejo que esperéis a la semana antes de vuestra fecha de parto y compréis sólo un modelo como yo hice. Dejad el resto de compra para cuando ya hayáis iniciado la lactancia y llevéis una semana y acercaros a una tienda de corsetería de las de toda la vida, os asombraréis de la cantidad de modelos que existen. Yo me decanté por la marca Selene modelo Pamela, primero compré uno en blanco y me gusto tanto que a la semana volví por uno en color arena y otro en negro (sí, los sujetadores de lactancia en colores también son posibles!!!), pero no veáis lo que cuesta encontrarlo. La verdad que considero que  la variedad de colores que nos ofrece Selene son todo un acierto, son comodísimos, de algodón 100%, con copa totalmente transpirable y con cierres de metal de los que no se rompen y por un precio de 14,99 euros, aquí tenéis el catálogo, yo ya me estoy pidiendo el estampado para completar la colección. Un 10 para Selene, sin lugar a dudas, aquí podéis consultar vuestra tienda más cercana.
Os recomiento tener al menos 3-4 sujetadores porque con la leche materna y las fugas de los primeros meses se manchan muchísimo y hay que lavarlos continuamente.

 

En cuanto a los discos de lactancia considero que son muy necesarios sobre todo en los dos primeros meses, ya que el proceso de instauración de la lactancia está cargado de inundaciones y a la que te das cuenta estas empapada.
Yo he probado dos marcas de discos, primero compré los de Philips Avent, que tienen la ventaja de incluir discos normales y discos nocturnos un poco más gruesos. Deciros de ellos que tienen muy buena capacidad de absorción y vienen guardados individualmente y plegados, por lo que ocupan menos y si alguno se mancha en exceso puedes abrir sólo un paquete, aunque esto me parece un poco antiecológico porque cada disco individual viene en su propia bolsita de plástico. Lo que no me convenció de estos discos es que al venir doblados y ter una textura ligeramente rígida los primeros 15 días me molestaban bastante, se me hacían bastante duros y ásperos. El precio de unas 60 unidades es de 9,30 euros aproximadamente, y los encontraréis en tiendas de puericultura, farmacias y parafarmacias.
Más tarde descubrí a través de un foro de maternidad la marca Hippos de Mercadona, que se ve que es la marca blanca de Suavinex, las críticas los ponían muy bien, así que por qué no probar.
Mi opinión es que son comodísimos, muy suaves y absorbentes, en este caso vienen envueltos por parejas, vienen totalmente desplegados de manera circular y como los de Avent una cara es absorbente y en la otra incluyen un pequeño adhesivo para que no se muevan en la ropa interior. A mi me han gustado mucho y a pesar de que ya no tengo fugas excesivas, los sigo utilizando, pero me duele lo poco ecológica que es esta opción. El precio son 6.60 euros las 60 unidades y se encuentran en la sección de perfumeria de cualquier establecimiento Mercadona.
Otra alternativa que me estoy planteando seriamente es la de los discos reutilizables. Algunas marcas de la industria farmacéutica comercializan este tipo de discos de lactancia que se pueden lavar y reutilizar,  pero yo me decantó más por las pequeñas empresas que trabajan con mucho mimo, por eso este Teta Pak es un excelente candidato, además viene en un packaging de lo más molón, de la tienda de las chicas de Mamá es la leche que me encanta.
Foto Vía
Para las pérdidas muy abundantes de leche también existen copas recolectoras de leche como estas que nos propone Medela, con el añadido de poder aprovechar esa leche sobrante, son fáciles de limpiar y como no tocan directamente el pecho evitan las moléstias por la hipersensibilidad al roce los primeros días.
Foto Vía 
Espero que os sirvan mis consejos y mi experiencia.
Ànimos a las mamis y muchas energía a las futuras mamis, el gran día está llegando!!!
Muy atentos al blog familias, sorpresas se avecinan!!

3 respuestas a “Sujetadores y discos de lactancia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *