Hoy os vengo a explicar mi satisfactoria experiencia con la práctica de yoga durante todo mi embarazo.
El embarazo es una etapa especial para la
mujer, llena de cambios físicos, psíquicos y emocionales en la que una nueva
vida crece en tu interior.
El yoga en este periodo vital de
la mujer te permite vivir plenamente el embarazo, ayudándote a conectar contigo
misma y con tu bebé desde una manera consciente y serena.
A través del yoga y sus posturas
adaptadas al embarazo se potencia el equilibrio entre el cuerpo y la mente,
fortificando los músculos necesarios para el proceso e parto (suelo pelvico, piernas..) y favoreciendo un
excelente estado físico y emocional preparatorio.
Hay estudios que demuestran que
este arte milenario actúa sobre el sistema nervioso autónomo, ayudando a
regular funciones involuntarias, como la frecuencia cardíaca, las digestiones,
las hormonas o el sueño.
Yo hice yoga desde el tercer mes
al penúltimo y os puedo confirmar que viví el embarazo de manera muy intensa
gozando de excelente salud pero sobre todo desde un estado de paz, tranquilidad
y crecimiento personal.

El yoga te mueve por dentro y te
lleva a tu “yo” más íntimo y primitivo para desde allí poder trabajar el
equilibrio. Pero, lo más importante que a mi me 
aportó fue confianza en mí misma y en mi poder para traer una nueva vida
al mundo y enfrentarme sin miedos, y con positividad a todos los cambios.
Para este camino confié en Ananda Ioga, de Lleida y gracias a Judit experta en yoga en el embarazo además de
madre y doula, aprendí a tener un buen patrón de respiración, a vivir
los momentos desde el presente y a relajarme y preparar mi mente y mi cuerpo para el
trabajo de parto.

Os dejo un vídeo dónde la podéis ver a Judit realizando ejercicios de movilización de la pelvis.

A parte de todos los beneficios
integrales del yoga, asistir a clases durante el embarazo permite compartir la
etapa con otras madres, lo que resulta tremendamente enriquecedor.

Así, si estás pensando en iniciar
alguna actividad beneficiosa durante el embarazo, el yoga es una buenísima
elección.
Namaste!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *