Foto Vía

El primer paso de la maternidad
comienza cuando tú óvulo y el
espermatozoide más aventajado de tu pareja programan  una reunión y deciden unirse en sociedad para
montar un bonito negocio:
emprender una nueva vida, en definitiva comenzar
la feliz aventura de ser papás!!!!.

Normalmente esta cita de negocios tiene lugar entre los 12 y
16 días después que del día de inicio de tu última regla,
y como la vida
misma, puede que el óvulo y el espermatozoide tengan la idea de negocio supermeditada
o que haya surgido espontáneamente.

En ese momento en que se ponen
manos a la obra, tienen lugar un montón
de transacciones hormonales
, esas hormonas van a producir ligeras señales que te avisarán de que
la actividad está en marcha. Aunque, es probable que no tengas ningún síntoma,
sobre todo si tus reglas no son regulares, puede que pasen varias semanas antes
de que os déis cuenta de que en el vientre de la mamá se está gestando una
nueva vida.

Os voy a contar mi experiencia
personal, el primer síntoma evidente de que podéis estar embarazados es la ausencia de regla de la mujer, pero en
mi caso este síntoma no fue revelador ya que mis periodos acostumbraban a ser
irregulares, así que ya nos hemos cargado de un plumazo la primera evidencia!!!
En mi caso  a las 2-3 semanas de la falta de regla, empecé
a sentir un tremendísimo dolor de  pechos, una hipersensibilidad extrema a
cualquier leve roce, yo creo que me dolía hasta el aire al pasar, este es un
síntoma bastante común en el inicio del embarazo.

Foto Vía

Otro de los síntomas que
experimenté fue una sensación de
cansancio abrumadora
, como que me faltaba energía (como que me hubieran
quitado las baterías Duracell), una sensación de no haber descansado, como si
tuviera una gripe, era comer y caer casi literalmente desplomada en el sofá.

Pueden aparecer otros síntomas
como ganas de hacer pipí constantemente,
sensación de pequeñas molestias uterinas como si bajara la regla o naúseas
.
De estos y otros ya hablaremos con detalle  cuando os cuente la peripecias del primer
trimestre, en mi caso no los experimenté en las primeras semanas y en un
porcentaje bastante elevad de mujeres embarazadas no suelen aparecer hasta más
adelante, o no aparecer (no todo van a ser molestias!!! Ya lo verás!!!).
A partir de ahí es cuando tu
pareja y tú podéis comenzar intuir que
el proyecto óvulo-espermatozoide tiene posibilidades de éxito y decidís salir
de dudas, ¿qué cómo?
, no, no no hace falta que secuestréis ninguna rana
para hacer el sesentero “test de la rana”, no hace falta recurrir a los
animales, una simple visita a una farmacia para comprar un test de embarazo os
sacará de dudas.

Foto Via 

Existen varios tests de embarazo:

  1. Test de orinar en un palito, el
    típico “predictor” aunque hay muchísimas marcas, leeros bien las instrucciones
    y luego se trata de hacer pipi en la pantallita central y esperar un tiempo a
    la seña indicada en el prospecto. Sed pacientes!!!!
  2. Test de depositar la orina en un
    recipiente
    , es similar al anterior lo único que luego pasas la orina
    del recipiente al mecanismo de lectura
  3. Test digitales, más modernos y
    un poco más caros que los anteriores, la metodología es la misma que en el
    primero, lo único que el resultado te aperece en pantalla como “Embarazada” o “No
    embarazada” en algunos incluso te dirá el número de semanas de embarazo.

Las posibilidades de fallo de un
test de embarazo son MUY, MUY PEQUEÑAS, lo que quiere decir que son bastante fiables. Así pues si ha
salido positivo: FELICIDADES!!!!!


A partir de la inauguración de
esté nueva empresa, mantened la calma,
como os explicaba un torrente de hormonas empiezan a montar una fiesta inaugural
en toda regla, es un momento dónde a
nivel psicológico y emocional
pueden aparecer sentimientos encontrados,
apoyaros mutuamente porque el impacto es
importante
. Así que tranquilizaros, es normal tanto estar eufórico de
felicidad extrema como empezar a pensar que os habéis metido en algo serio de
verdad y que aparezcan dudas sobre si estáis o no preparados, esto es
absolutamente normal en cualquier toma de decisiones y nuestro proyecto es de
los IM-POR-TAN-TES.
Las consecuencias de ese festival
hormonal no son gozo y algarabía, estas “go-gós hormonadas” van a prepararar el
cuerpo de la mujer para albergar una personita, y al mismo tiempo darán lugar a algunos síntomas
ligeramente incómodos. No obstante,  lo
más importante es tu actitud, vuestra actitud con la que los afrontas. Si
decidís tirar adelante, respirad  hondo y
pensad en la meta que os espera al final de este proyecto: UNA NUEVA VIDA, UN PROCESO MÁGICO, UN PROYECTO EN COMÚN.

En caso de haberlo analizado y decidir que no deseáis continuar dirigiros
cuanto antes a vuestro centro de salud e informaros sobre el método de
interrupción del embarazo, como sabéis la Ley que rige este proceso ha sido
modificada recientemente, os dejo un link AQUÍ.

Si vuestra decisión es firme y tenéis ganas de seguir adelante con el
proyecto
, a partir de la confirmación de vuestro embarazo en el test no
hace falta que salgáis corriendo, pero dirigiros en los próximos días a vuestro
centro de salud  y concertar una visita
con vuestro doctor/a, el/ella os recetará vitaminas prenatales si no os las
habían recetado antes durante el periodo pre-fecundación (os hablaré de ellas
en otro post) y os dará visita para la matrona que será la responsable del
seguimiento de vuestro embarazo.

Foto Via 

Desde ese preciso instante vamos a vivir una aventura por etapas que
iremos compartiendo poco a poco, ¿te apuntas?

¿Cómo habéis vivido o estáis viviendo el inicio de esta carrera de
fondo?

Recordad que seguimos de sorteo pinchando AQUÍ.

2 respuestas a “Primera señal del camino: ¿estamos embarazados? ¿ y ahora qué hacer?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *